Washington College of Law
Centro de Derechos Humanos y Derecho Humanitario


OEA/Ser.L/V/II.21
Doc. 27 (español)
20 febrero 1970
Original: español

 

 

 

COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS

 

INFORME SOBRE LA LABOR DESARROLLADA

DURANTE SU VIGESIMOPRIMER PERIODO DE SESIONES

 

7 al 17 de abril de 1969

 

SECRETARIA GENERAL
Organización de los Estados Americanos
Washington, D.C.

 

ste documento ha sido preparado por la Secretaría de la Comisión

 

 

INDICE

I. ORGANIZACION DEL VIGESIMOPRIMER PERIODO DE SESIONES

    1. Apertura y duración del período de sesiones

    2. Composición de la Comisión y participación en el período de sesiones

    3. Sesiones y documentos

II. PROGRAMA

III. INFORME SOBRE LA LABOR DESARROLLADA POR LA COMISION DURANTE SU VIGESIMO PERIODO DE SESIONES

IV. INFORME DEL SECRETARIO EJECUTIVO SOBRE LAS ACTIVIDADES DE LA SECRETARIA ENTRE EL 20o Y EL 21o PERIODO DE SESIONES

V. PROYECTO DE CONVENCION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS

VI. CONSIDERACION DE LAS COMUNICACIONES DIRIGIDAS A LA COMISION

    1. Examen de las comunicaciones recibidas a partir del Vigésimo Período de Sesiones. Informe de la Subcomisión

    2. Examen de las comunicaciones en trámite

  1. Comunicación No. 1461 (República Argentina)

  2. Comunicación No. 1618 (República Argentina)

  3. Comunicación No. 1615 (Estados Unidos del Brasil)

  4. Comunicación No. 1593 (Estados Unidos de América)

  5. Comunicación No. 1575 (República de México)

  6. Comunicación No. 1602 (República de Panamá)

  7. Comunicación No. 1603 (República de Panamá)

  8. Comunicación No. 1608 (República de Panamá)

VII. EXAMEN DE LA SITUACION DE LOS DERECHOS HUMANOS EN PAISES AMERICANOS

    1. El caso de Cuba

    2. El caso de Haití

    3. Otros países

VIII. INFORME A LA CONFERENCIA INTERAMERICANA 0 A LA REUNION DE CONSULTA DE MINISTROS DE RELACIONES EXTERIORES

IX. ACTIVIDADES RELACIONADAS CON EL PROGRAMA GENERAL DE TRABAJO

    1. Examen del Programa General de Trabajo

    2. Perfeccionamiento de los procedimientos electorales y medidas que deben adoptarse para asegurar la eficacia práctica del derecho de sufragio. Cuarto Informe preparado por el Relator, Profesor Manuel Bianchi

    3. Derecho de Petición. Revisión de las Disposiciones del Reglamento relatives a las Comunicaciones. Relator: Dr. Durward V. Sandifer

X. COMISIONES NACIONALES DE DERECHOS HUMANOS

XI. SEDE Y FECHA DEL VIGESIMOSEGUNDO PERIODO DE SESIONES

XII. COMUNICACION AL SEÑOR PRESIDENTE DEL CONSEJO DE LA ORGANIZACION DE LOS ESTADOS AMERICANOS

 

ANEXO Documentos del Vigésimoprimer Período de Sesiones

COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS

 

INFORME SOBRE LA LABOR DESARROLLADA
DURANTE SU VIGESIMOPRIMER PERIODO DE SESIONES
(7 al 17 de abril de 1969)

 

  1. ORGANIZACION DEL VIGESIMOPRIMER PERIODO DE SESIONES

A. Apertura y duración del período de sesiones

1. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos celebró su Vigesimoprimer Período de Sesiones en su sede permanente de la Unión Panamericana,Washington, D.C., Estados Unidos de América, del 7 al 17 de abril de 1969.

2. La primera sesión tuvo lugar a las 10:00 a.m. del 7 de abril en la "Sala de Colón" de la Unión Panamericana. Estuvieron presentes el Secretario General de la Organización, Sr. Galo Plaza; el Secretario General Adjunto, Dr. Miguel Rafael Urquía; el Director del Departamento de Información dela Secretaría General y ex-Embajador Representante de Venezuela en el Consejo de la OEA, Dr. Raúl Nass y el Dr. Carlos Urrutia Aparicio, Asistente Especial del Secretario General Adjunto.

3. En dicha sesión hizo uso de la palabra, en primer término, el Presidente de la Comisión, Dr. Gabino Fraga, quien dio la bienvenida a sus colegas y agradeció la presencia del Secretario General y el Secretario General Adjunto de la Organización.

Se refirió al propósito fundamental de la Comisión de promover el respeto de los derechos humanos en los países americanos e indicó que en el desempeño de dicho mandato la Entidad proseguiría adelante no obstante los recursos limitados de que dispone y el alcance limitado de sus facultades estatutarias. A este respecto expresó "que en ningún momento la Comisión desmayaría en el empeño de hacer realidad las esperanzas de los libertadores de América, de que este Continente sea una tierra de libertad, donde se respete la dignidad humana".

Mencionó especialmente la desaparición de D. Rómulo Gallegos, primer Presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y señaló que este período de sesiones se iniciaba con esta triste noticia pues el ilustre escritor y político había dado a la Comisión su valioso concurso y sus primeros impulsos, y agregó que la Comisión debería recordarlo y enaltecerlo en todo momento como un homenaje a su devoción por la causa de los derechos humanos.

A petición del Presidente se guardó un minuto de silencio en memoria de D. Rómulo Gallegos y seguidamente la Comisión acordó dirigir al Gobierno deVenezuela el siguiente cablegrama:

 

7 DE ABRIL DE 1969

 

EXCELENTISIMO SENOR
DR. RAFAEL CALDERA
PRESIDENTE CONSTITUCIONAL
DE LA REPUBLICA DE VENEZUELA
PALACIO MIRAFLORES
CARACAS, VENEZUELA

EN NOMBRE COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS, REUNIDA EN ESTA CIUDAD, DESEO EXPRESAR GOBIERNO VUESTRA EXCELENCIA Y PUEBLO VENEZOLANO PROFUNDO PESAR POR SENSIBLE FALLECIMIENTO ILUSTRE AMERICANO DON ROMULO GALLEGOS, QUIEN LA HONRO COMO SU PRIMER PRESIDENTE. LA ELEVADA ACTUACION DEL MAESTRO GALLEGOS EN FAVOR DEL RESPETO Y LA OBSERVANCIA DE LOS DERECHOS HUMANOS SERVIRA SIEMPRE DE INSPIRACION Y DE GUIA PARA NUESTROS TRABAJOS.

 

MUY ATENTAMENTE SALUDA A VUESTRA EXCELENCIA.

 

(f) GABINO FRAGA
PRESIDENTE

 

Cumplido este homenaje a D. Rómulo Gallegos, el Presidente declaró inaugurado el Vigésimoprimer Período de Sesiones.

4. A continuación el Presidente concedió la palabra el Sr. Secretario General quien el referirse a la importancia de los trabajos de la Entidad manifestó que la labor de la misma "iba más allá de los afanes materiales ya que trascendía a los valores del espíritu, mucho más valiosos, y sin cuya vigencia no podía materializarse progreso alguno, pues el progreso económico y social requería de una atmósfera de libertad y respeto por la dignidad humana".

Expresó que no se conocía en todo su alcance la obra de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos o que no se le daba todo el valor que ésta tiene, pero subrayó que la Entidad estaba llevando a cabo su mandato con esfuerzo y dedicación admirables para promover el respeto de los derechos del hombre y que la OEA estaba librando en este campo una gran batalla. Finalmente, renovó el propósito de la Secretaría General de prestar a la Comisión toda la colaboración necesaria para el buen desempeño de sus labores y formuló votos por el éxito del período de sesiones.

El Dr. Dunshee de Abranches manifestó su complacencia por el hecho de que el Secretario General había señalado la estrecha relación que existe entre el desarrollo económico y el respeto de los derechos humanos.

B. Composición de la Comisión y participación en el período de sesiones

5. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos está compuesta por siete miembros, elegidos a título personal por el Consejo de la OEA de ternas presentadas el efecto por los Gobiernos de los Estados Miembros. En consecuencia, representan a todos los Estados Miembros de la Organización y actúan en su nombre.

En orden alfabético aparecen los nombres de los Miembros de la Comisión y su nacionalidad.

 

Nombre Nacionalidad
Lcda. Angela Acuña de Chacón Costa Rica
Dr. Mario Alzamora Valdéz Perú
Profesor Manuel Bianchi Chile
Dr. Carlos A. Dunshee de Abranches Brasil
Dr. Gabino Fraga México
Dr. Justino Jiménez de Aréchaga Uruguay
Dr. Durward V. Sandifer Estados Unidos de América

Todos los Miembros asistieron al período de sesiones.

 

C. Sesiones y documentos

6. Durante su Vigesimoprimer Período la Comisión celebró ocho sesiones.

7. La Secretaría de la Comisión preparó las actas resumidas de estas sesiones, las cuales son de carácter reservado y para uso exclusivo de los Miembros de la Comisión.

8. La Secretaría preparó, además, los siguientes documentos:

a) Proyecto de Informe sobre la Labor desarrollada por la Comisión durante su Vigésimo Período de Sesiones (OEA/Ser.L/V/II.20, Doc. 33 de 24 de febrero de 1969).

b) Proyecto de Programa del Vigesimoprimer Período de Sesiones (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 3 de 2 de abril de 1969).

c) Resumen de las Comunicaciones recibidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos correspondientes al Vigesimoprimer Período de Sesiones (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 4 Res. de 28 de marzo de 1969).

d) Comités Nacionales de Derechos Humanos - Memorándum preparado por la Secretaría (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 5 de 20 de marzo de 1969).

e) Proyecto de Informe sobre la situación de los derechos humanos en Haití (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 6, Res. de 28 de marzo de 1969).

f) Relación de las Comunicaciones en Trámite (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 8 de 28 de marzo de 1969).

g) Proyecto de Informe sometido por la Subcomisión a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 9 Res. de 3 de abril de 1969).

h) Informe del Secretario Ejecutivo sobre las Actividades de la Secretaría entre el 20o y 21o Períodos de Sesiones (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 13 Rev. de 7 de abril de 1969).

9. La Secretaría publicó los siguientes documentos:

a) Comités Nacionales de Derechos Humanos ("Comissões Nacionais de Direitos Humanos") Brasil (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 2 de 17 de enero de 1969).

b) Programa del 21o Período de Sesiones (0EA/Ser.L/V/II.21, Doc. 3 Rev. 2, de 7 de abril de 1969).

c) Informe sometido por la Subcomisión a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 9 Res. de 2 de abril de 1969).

d) Informe del Presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en el 21o Período de Sesiones (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 12 de 8 de abril de 1969).

e) Fórmula sustitutiva de los Artículos 1o y 2o del Proyecto de Resolución del Doc. 25-20, Presentado por el Dr. Justino Jiménez de Aréchaga (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 16 de 11 de abril de 1969).

f) Informe del Relator sobre la solicitud de Información Transmitida al Gobierno de la República Argentina durante el Decimosexto Período de Sesiones- Comunicación No. 1461 - (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 20 Res. de 15 de abril de 1969).

g) Discurso pronunciado por el Presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Dr. Gabino Fraga, en la sesión especial del Consejo de la OEA en homenaje a la memoria de don Rómulo Gallegos, celebrada el 9 de abril de 1969 (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 19 de 9 de abril de 1969).

h) Informe sobre el Decreto- Ley No. 17.401 de la República Argentina-presentado por el Dr. Mario Alzamora Valdéz (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 21 de 15 de abril de 1969).

i) Normas relatives a las atribuciones y organización de las comisiones nacionales - presentado por el Dr. Justino Jiménez de Aréchaga (OEA/Ser.L/V/II.21,Doc. 23 de 16 de abril de 1969).

j) Los Derechos Humanos y el Derecho de Sufragio en América – Cuarto Informe preparado por el Profesor Manuel Bianchi, Miembro de la Comisión (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 26 de 17 de abril de 1969).

k) Normas para la elaboración del Informe Anual (OEA/Ser.L/V/II.21,Doc. 7 Rev. de 16 de abril de 1969).

10. Cabe señalar que también la Secretaría de la Comisión preparó entre el Vigésimo y Vigesimoprimer Períodos de Sesiones el documento titulado "Anotación sobre el Proyecto de Convención Interamericana sobre Protección de Derechos Humanos" que contiene los antecedentes sobre la materia y un estudio resumido del Preámbulo del Proyecto y de cada una de sus disposiciones (OEA/Ser.L/V/II.19, Doc. 53 de 10 de marzo de 1969).

11. La Secretaría emitió a través de la Oficina de Prensa del Departamento de Información Pública de la Secretaría General de la OEA, comunicados de prensa para dar a conocer al público las actividades y acuerdos tomados en el Vigesimoprimer Período.

12. La Comisión contó con los servicios técnicos y administrativos de su Secretaría, integrada por el Dr. Luis Reque, Secretario Ejecutivo y por los Dres. Guillermo Cabrera, Alvaro Gómez y Robert Johnston, funcionarios de dicha Secretaría.

 

II. PROGRAMA

13. En la primera sesión (7 de abril), la Comisión aprobó el siguiente programa del Vigesimoprimer Período de Sesiones (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 3 Rev.2):

PROGRAMA
DEL 21o PERÍODO DE SESIONES

 

1. Informe del Presidente de la Comisión.

2. Proyecto de Informe preparado por la Secretaría sobre la labor desarrollada por la Comisión durante su 20o período de sesiones.

3. Informe del Secretario Ejecutivo sobre las actividades de la Secretaría entre el 20o y 21o períodos de sesiones.

4. Proyecto de Convención Interamericana sobre Derechos Humanos.

5. Consideración de las comunicaciones dirigidas a la Comisión.

a) Comunicaciones recibidas entre el 20o y 21o períodos de sesiones. Informe de la Subcomisión. Informe del Presidente.

b) Comunicaciones en trámite.

6. Examen de la situación de los derechos humanos en los países americanos:

a) El caso de Cuba. Proyecto de informe preparado por la Secretaría.

b) El caso de Haití. Proyecto de informe preparado por la Secretaría.

c) Otros países.

7. Informe a la Conferencia Interamericana o a la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores conforme al Artículo 9 (bis) del Estatuto.

8. Programa General de Trabajo:

a) Examen del Programa General de Trabajo.

b) Derechos humanos y el derecho de sufragio en América (Relator, Prof. Bianchi).

c) Derecho de petición (Relator, Prof. Sandifer).

d) Divulgación y enseñanza de los derechos humanos.

9. Comisiones nacionales de derechos humanos.

10. Sede y fecha del 22o período de sesiones.

11. Otros asuntos.

 

III. INFORME SOBRE LA LABOR DESARROLLADA
POR LA COMISION DURANTE SU VIGESIMO PERÍODO DE SESIONES

14. En la segunda y séptima sesiones, celebradas el 8 y 16 de abril, respectivamente, la Comisión consideró el Proyecto de Informe sobre la Labor Desarrollada durante su Vigésimo Período de Sesiones, preparado por la Secretaría (OEA/Ser.L/V/II.20, Doc. 33). En la última de las citadas sesiones la Comisión aprobó con algunas modificaciones el Proyecto de Informe e instruyó a su Secretaría para que lo publicara como documento oficial.

15. El Informe incluye una relación de las actividades y acuerdos tomados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos entre el 2 y el 12 de diciembre de 1968, fechas en las que se llevó a cabo el Vigésimo Período, a saber: apertura y duración del período de sesiones; informe del Presidente saliente de la Comisión, Profesor Manuel Bianchi, sobre las tareas cumplidas en su cargo a partir del 11 de julio de 1968, fecha de clausura del Decimonoveno Período; toma de posesión del Presidente y Vicepresidente de la Comisión, Dres. GabinoFraga y Durward V. Sandifer, respectivamente; participación en el período de sesiones; sesiones y documentos; programa; informe sobre la labor desarrollada durante el Decimonoveno Período de Sesiones; Informe del Secretario Ejecutivo sobre las actividades de la Secretaría entre el Decimonoveno y Vigésimo Períodos de Sesiones; situación de los derechos humanos en países americanos y el examen de las comunicaciones recibidas, con una relación de dicho examen y de los acuerdos tomados en cada caso, así como respecto de aquellas comunicaciones en trámite pendientes de decisión de previos períodos do sesiones; consideración del punto relativo al informe a la Conferencia Interamericana o a la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores; comentarios al Informe titulado "Comisiones Regionales de Derechos Humanos", preparado por el Grupo de Estudio Especial creado por la Resolución 6 (XXIII) de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas; Actividades relacionadas con el Programa General de Trabajo, incluyendo el estudio del derecho de petición con base en el Informe presentado por el Relator de dicho tema Dr. Durward V. Sandifer y las Observaciones formuladas por el Dr. Mario Alzamora Valdéz; examen del futuro programa de trabajo y de las actividades de la Comisión para la promoción de los derechos humanos; la fecha y sede del Vigesimoprimer Período de Sesiones y,finalmente, la comunicación dirigida al Presidente del Consejo de la OEA haciendode su conocimiento las actividades y acuerdos tomados por la Comisión en el Vigésimo Período de Sesiones.

 

IV. INFORME DEL SECRETARIO EJECUTIVO SOBRE LAS ACTIVIDADES
DE LA SECRETARIA ENTRE EL 20o Y EL 22o PERIODOS DE SESIONES

16. También en la segunda sesión la Comisión tomó conocimiento del Informe del Secretario Ejecutivo sobre las actividades del despacho a su cargo entre el Vigésimo y Vigesimoprimer Período de Sesiones (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 13, Rev.).

Este informe se concreta a los siguientes puntos: a la convocatoria, por parte del Consejo de la OEA, en la sesión celebrada el 12 de febrero de 1969, de la Conferencia Especializada Interamericana que deberá decidir sobre la aprobación y firma de la Convención Interamericana sobre Protección de Derechos Humanos y la celebración de dicha Conferencia en San José, Costa Rica, del 1o al 13 de septiembre de 1969; la preparación del Anuario Interamericano de Derechos Humanos correspondiente al año de 1968; la celebración del Curso sobre Derechos Humanos programado por la Comisión para celebrar el Año Internacional de Derechos Humanos y organizado por el Instituto de Investigaciones Juridicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, curso que se celebró en los meses de enero, febrero y marzo de 1969, así como la conveniencia de preparar futuros cursos en otros centros docentes de los países americanos; el Vigesimoquinto Período de Sesiones de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y los temas de interés tratados en dicha reunión; la situación de los derechos humanos en países americanos, especialmente los casos de Haití y Cuba; la preparación del proyecto de informe sobre la labor desarrollada por la Comisión en su Vigésimo Período de Sesiones y, por último, lo relativo a las comunicaciones o reclamaciones recibidas a partir del Vigésimo Período hasta el 31 demarzo de 1969.

17. La Comisión dejó constancia de su satisfacción por la forma como la Secretaría había llevado a cabo sus trabajos.

 

V. PROYECTO DE CONVENCION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS

 

18. El Consejo de la Organización de los Estados Americanos por Resolución de 2 de octubre de 1968 adoptó, con carácter de Proyecto de Convención y de documento de trabajo para la Conferencia Especializada Interamericana contemplada por la Resolución XXIV de la Segunda Conferencia Interamericana Extraordinaria, el Anteproyecto de Convención Interamericana sobre Protección de Derechos Humanos, preparado por la Comisión en su Decimonoveno Período deSesiones (1o al 11 de julio de 1968), y acordó transmitirlo a los Gobiernos de los Estados Miembros de la Organización con el ruego de que formularan sus observaciones y propusieran las enmiendas que estimaran pertinentes dentro del plazo de tres meses, vencido el cual y dentro de los treinta días siguientes, el Consejo de la OEA convocaría a la Conferencia Especializada Interamericana para que considerara dicho Proyecto conjuntamente con las observaciones y enmiendas de los Gobiernos y decidiera acerca de la aprobación y firma de una Convención sobre Derechos Humanos.[1]

19. Transcurrido el plazo previsto en la Resolución de referencia, el Consejo de la OEA, por Resolución de 12 de febrero de 1969, convocó a la Conferencia Especializada Interamericana sobre Derechos Humanos. Al mismo tiempo, fijó como sede de dicha Conferencia la ciudad de San José, Costa Rica, atendiendo al generoso ofrecimiento del Gobierno de ese país, y solicitó a la Comisión de Conferencias Interamericanas que preparara el proyecto de Reglamento correspondiente.[2]

20. En el curso de su segunda, sexta y séptima sesiones del presente período, celebradas los días 8, 15 y 16 de abril, respectivamente, la Comisión consideró algunos asuntos relativos al Proyecto de Convención Interamericana sobre Protección de Derechos Humanos.

Tomó conocimiento, con gran beneplácito, de la Resolución aprobada por el Consejo de la Organización, de 12 de febrero de 1969, arriba citada, así como del hecho de que la Comisión de Conferencias Interamericanas del propio Consejo estuviera adelantando el proyecto de Reglamento de la Conferencia Especializada, en el cual se contemplaba la actuación que tendría la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, como Organismo Asesor Técnico y dejó expresa constancia de su deseo de contribuir al éxito de los trabajos de la misma.

21. En segundo lugar felicitó a la Secretaría por la preparación del documento "Anotación sobre el Proyecto de Convención Interamericana sobre Protección de Derechos Humanos" (OEA/Ser.L/V/11.19, Doc. 53), que incluye un examen artículo por artículo, de los antecedentes sobre la materia y estimó que también sería de gran utilidad para la Conferencia Especializada disponer de un documento de trabajo que recogiera, artículo por artículo, las respectivas observaciones de los Gobiernos del Proyecto de Convención.

22. En la séptima sesión, la Comisión tomó conocimiento de la nota del Embajador Representante de Costa Rica en el Consejo de la Organización,Licenciado Luis Demetrio Tinoco, en la cual a nombre de su Gobierno invita a la Entidad a celebrar en territorio de ese país su próximo período de sesiones durante el mes de septiembre de 1969. El texto de dicha nota es el siguiente:

 

16 de abril de 1969

A Su Excelencia
Dr. Gabino Fraga
Presidente de la
Comisión Interamericana de Derechos Humanos
Washington, D.C.

Señor Presidente:

Tengo el honor de poner en conocimiento de Vuestra Excelencia, y por su digno medio, de los otros distinguidos miembros de ese importante Organo de la Organización de los Estados Americanos, con instrucciones del señor Ministro de Relaciones Exteriores, que el Gobierno de Costa Rica siente especial complacencia al extender a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una cordial invitación para que celebre en San José durante el mes de septiembre del año en curso, su próxima reunión.

Si la Comisión de que Vuestra Excelencia es muy digno Presidente diera acogida favorable a la invitación que me complazco en transmitirle, haría objeto de una señalada distinción a Costa Rica -que en este año celebra el Centenario de la disposición constitucional que declaró gratuita y obligatoria la educación primaria en todo el territorio nacional, y que entró en vigor precisamente el 15 de abril de 1869, -y estaría en condiciones de prestar valiosas colaboraciones a la Conferencia Especializada de Plenipotenciarios que se reunirá en esa época en San José para conocer del importante proyecto de Convención preparado con tanto esfuerzo por esa Comisión.

Me es grato presentar a Vuestra Excelencia, en esta oportunidad, el testimonio de mi más alta y distinguida consideración.

 

(f) Luis Demetrio Tinoco
Embajador, Representante de Costa Rica

En la propia sesión la Comisión aceptó el ofrecimiento del Gobierno de Costa Rica. En consecuencia el Presidente, Dr. Gabino Fraga, dirigió al señor Licenciado Luis Demetrio Tinoco la siguiente comunicación:

 

17 de abril de 1969

Excelentísimo señor
Lic. Luis Demetrio Tinoco
Embajador, Representante de Costa Rica
en el Consejo de la Organización
de los Estados Americanos
Washington, D.C.

Señor Embajador:

Tengo el honor de acusar recibo de la atenta nota de Vuestra Excelencia de 16 del corriente (No. 707), mediante la cual tiene a bien poner en conocimiento de esta Comisión que el Gobierno de Costa Rica siente especial complacencia al extender a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una cordial invitación para que celebre en San José durante el mes de septiembre del año en curso su próxima reunión.

En nombre de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos deseo expresar a Vuestra Excelencia y, por su digno intermedio, al ilustrado Gobierno de Costa Rica que la Comisión agradece y acepta la invitación que le ha sido extendida. En consecuencia la Comisión acordó celebrar su vigesimosegundo período dessesiones en la ciudad de San José desde el 1o hasta el 20 de septiembre del año en curso, año en que se celebra el centenario de la disposición constitucional que declaró gratuita y obligatoria la educación primaria en todo el territorio de Costa Rica.

Al agradecer nuevamente a Vuestra Excelencia la gentil invitación, me es grato reiterarle el testimonio de mi más alta y distinguida consideración.

 

(f) Gabino Fraga Presidente

 

VI. CONSIDERACION DE LAS COMUNICACIONES DIRIGIDAS A LA COMISION

A. Examen de las comunicaciones recibidas a partir del Vigésimo Período de Sesiones. Informe de la Subcomisión.

23. De conformidad con lo dispuesto por la Comisión de celebrar su Vigesimoprimer Período de Sesiones a partir del 7 de abril de 1969, la Subcomisión permanente se reunió durante los días 2 y 3 de abril, en la sede de la Comisión.

La Subcomisión está compuesta por el Presidente, el Vicepresidente, un tercer Miembro y un Suplente y tiene como funciones examinar previamente las comunicaciones dirigidas a la Comisión y formular las recomendaciones pertinentes respecto del trámite que deba darse a las mismas así como preparar, en colaboración con la Secretaría, el programa del período de sesiones.

En ausencia del Presidente presidió la Subcomisión el Vicepresidente, Dr. Durward V. Sandifer, con la colaboración de la Lcda. Angela Acuña de Chacón, Miembro principal.

Como documento de trabajo la Subcomisión contó con el "Resumen de las Comunicaciones recibidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos correspondientes al Vigesimoprimer Período de Sesiones" (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 4, reservado). Al término de sus trabajos la Subcomisión rindió un Informe a la Comisión (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 9, reservado), con las observaciones y recomendaciones que consideró procedentes.

24. En la segunda y tercera sesiones, celebradas el 8 y 9 de abril, respectivamente, la Comisión consideró el Informe presentado por la Subcomisión sobre las comunicaciones recibidas y tomó los siguientes acuerdos:

a) Incorporar la comunicación No. 1606 (Cuba), al expediente sobre la situación de los derechos humanos en ese país, en vista de que el reclamante, al no autorizar a la Entidad a revelar los nombres de sus familiares sujetos a causa en Cuba, impidió que pudiera darse a la denuncia el trámite reglamentario de solicitar del Gobierno cubano la información correspondiente.

b) Solicitar al reclamante de la comunicación No. 1607 (República Dominicana), que complemente su denuncia, de conformidad con lo dispuesto en el Artículo 38 del Reglamento de la Comisión, suministrando a la Secretaría los nombres de los presuntos autores de los hechos que se alegan y cualquier otro dato pertinente.

c) Dejar pendientes de consideración las comunicaciones Nos. 1616 (Bolivia y Nicaragua); 16l7 (Panamá) y 1619 (Perú), hasta que los respectivos reclamantes complementen sus denuncias de conformidad con lo dispuesto en el Artículo 38 del Reglamento de la Comisión.

d) Solicitar a la entidad reclamante en la comunicación No. 1620 (Argentina), que complementen su reclamación, de conformidad con lo dispuesto en los Artículos 38 y 54 del Reglamento de la Comisión, en el sentido de informar si las personas afectadas han interpuesto ante las autoridades eompetentes del Gobierno argentino los recursos que otorgan el Decreto-Ley No. 17.401, de 22 de agosto de 1967, el cual, al parecer, constituye el fundamento de la queja; así como sobre los hechos que dieron lugar a la situación en que se encuentran las víctimas y; designar al Dr. Mario Alzamora Valdéz como relator para que rinda en el propio período de sesiones un informe sobre las características del Decreto-Ley No. 17.401 con las recomendaciones pertinentes.

En la séptima sesión, celebrada el 16 de abril, el Relator presentó su Informe (OEA/Ser.L/V/11.21, Doc. 21), en el cual hace un estudio completo del Decreto-Ley No. 17.401, a saber: el ámbito de su validez temporal, es decir, para las situaciones de emergencia; la calificación del delito y su procedimiento y los recursos previstos en dicho texto legal. Además formula las observaciones y recomendaciones correspondientes.

En la misma sesión y luego de un amplio examen del Informe de referencia, la Comisión acordó, además, transmitir al Gobierno de la República Argentina, en solicitud de información, de acuerdo con los Artículos 42 y 44 del Reglamento, las partes pertinentes de la comunicación No. 1620 recabándole, al mismo tiempo, información respecto del Decreto-Ley No. 17.401 y sus antecedents.

e) Solicitar a la entidad reclamante en la comunicación No. 1621 (Brasil), que complemente su denuncia, de conformidad con lo dispuesto en los Artículos 38 y 54 del Reglamento de la Comisión, en el sentido de informar de los motivos por cuales la persona afectada había sido detenida y si se encontraba sometida a juicio; así como si el afectado ha interpuesto los recursos de la jurisdicción interna del Estado contra el cual va dirigida la reclamación.

25. Además de las comunicaciones referentes a la situación de los derechos humanos en países americanos resumidas en el Doc. OEA/Ser.L/V/II.22, Doc. 4, reservado, la Comisión consideró una comunicación de 6 de marzo de1969, solicitando su ayuda en favor de las comunidades judías de Egipto, Siria e Irak, con respecto a la cual la Subcomisión recomendó (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 9, reservado) que fuera transcrita a la Comisión de Derechos Humanos y a la Oficina del Alto Comisionado para Refugiados, de las Naciones Unidas.

En la tercera sesión la Comisión aprobó la recomendación de la Subcomisión e instruyó a su Secretaría para que se dirigiera a las mencionadas entidades.

B. Examen de las comunicaciones en trámite

26. La Comisión examinó estas comunicaciones en el curso de la tercera, cuarta y séptima sesiones, celebradas el 9, 10 y 16 de abril, respectivamente, con base en el documento titulado "Relación de las Comunicaciones en Trámite" (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 8, reservado) el cual contiene, por orden alfabético de los países contra los cuales van dirigidas las comunicaciones, una relación de los hechos denunciados, de los trámites llevados a cabo en cada caso, de las respuestas de los Gobiernos, si las hubiere y, del estado del examen de acuerdo con las decisiones tomadas en previos períodos de sesiones.

27. A continuación se hace un resumen de las comunicaciones, del trámite ocurrido y de los acuerdos tomados en cada caso:

1. Comunicación No. 1461 (República Argentina), de 11 de noviembre de1966, en la cual se denuncian los siguientes hechos: promulgación de legislación violatoria del derecho de libertad de expresión; detención arbitraria de estudiantes universitarios; destitución arbitraria de profesores universitarios; dispersión con violencia de manifestaciones estudiantiles; muerte del estudiante Santiago Pampillón en la ciudad de Córdoba por un agente de la autoridad, lesiones al profesor de la Facultad de Química de la Universidad de Tucumán, Sr. Edgar Rodríguez; maltratos a los estudiantes detenidos y otros hechos.

La Comisión, en nota de 17 de noviembre de 1966, solicitó del Gobierno de la República Argentina la información correspondiente, acompañando las partes pertinentes de la denuncia, de conformidad con los Artículos 42 y 44 del Reglamento.

El Gobierno argentino, en nota entregada en la Secretaría de la Comisión el 3 de febrero de 1967, expresó no aceptar la queja presentada "debido a la falta absoluta de seriedad en el contenido de sus afirmaciones y por no guardar el estilo mínimo indispensable para referirse a un Gobierno Miembro de la Organización de los Estados Americanos ... que se encuentra contemplado expresamente en el Artículo 39 inciso a, del Reglamento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos".[3] Además, manifestó que "las medidas adoptadas por las autoridades argentinas con motivo de las reacciones producidas ante la decisión del Poder Ejecutivo de establecer un régimen universitario adecuado a las necesidades nacionales, se ejecutaron para mantener el orden público, de acuerdo con las normas vigentes en la República y en ningún momento constituyeron una violación a los derechos humanos, los que, por otra parte, son ampliamente preservados mediante el ordenamiento institucional imperante en Argentina".[4]

La Comisión inició el examen de esta comunicación en su Decimosexto Período de Sesiones (abril-mayo de 1967), y acordó reiterar al Gobierno argentino la solicitud de informes, pero concretándola a algunos de los hechos materia dela queja. Esta nueva solicitud se cursó el 7 de junio de 1967.

En el Decimoctavo Período (abril de 1968) la Entidad tomó conocimiento de las manifestaciones hechas por el Ministro de la Delegacion Argentina en el Consejo de la OEA, al Presidente de la Comisión sobre la denuncia de referencia en las cuales, en general, el Gobierno argentino expresó los mismos puntos de vista de su nota de 3 de febrero y designó un Relator para que estudiara la denuncia y formulara las recomendaciones pertinentes durante el propio Período. Con base en dichas recomendaciones acordó, continuar examinando la comunicación No. 1461 y solicitar al Relator que recabara conforme con lo dispuesto en el Artículo 50 del Reglamento, las pruebas que sean necesarias para el esclarecimiento de los hechos mediante las declaraciones que recoja de testigos o que obtenga mediante documentos y registros o publicaciones oficiales.[5]

Con motivo de la elección de nuevos miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el Relator designado no pudo dar cumplimiento al encargo de recabar las pruebas y documentos sobre el caso.

Por lo tanto la Comisión en la tercera sesión del presente Período, designó un nuevo relator para que en el curso del mismo presentara un segundo informe sobre la comunicación No. 1461, con la recomendación pertinente sobre la forma como debería procederse en esta situación del examen. El Relator Dr. Justino Jiménez de Aréchaga, presentó su Informe (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 20, reservado), en la séptima sesión, sugiriendo que se diera cumplimiento al acuerdo tomado en el Décimoctavo Período, puesto que a partir de entonces no había otros elementos de juicio que aconsejaran modificar dicho acuerdo. Atendiendo a esta sugerencia la Comisión acordó, en la propia sesión, encomendar al Relator que procediera de conformidad con su recomendación y que rindiera,al término de su tarea, el Informe correspondiente.

2. Comunicación No. 1618 (República Argentina), de 6 de febrero de 1969,en la cual se denuncia persecusión del Gobierno argentino contra la Confederación General de Trabajos (CGT) y en particular contra dirigente sindical.

La Comisión, en nota de 14 de febrero de 1969, solicitó del Gobierno argentino la información correspondiente, transmitiendo las partes pertinentes de la comunicación, de conformidad con los Artículos 42 y 44 del Reglamento.

Al examinar esta comunicación la Comisión observó que el Gobierno argentino no había dado respuesta a la solicitud de información de 14 de febrero. Atendiendo al carácter apremiante de la queja, acordó reiterar a dicho Gobierno la mencionada solicitud de información, y diferir el examen de este caso hasta el próximo período de sesiones.

3. Comunicación No. 1615 (Estados Unidos del Brasil), de 11 de enero de1969, en la cual se denuncia represión contra organizaciones sindicales y grupos de estudiantes en ese país y la detención de dos dirigentes sindicales.

La Comisión, en cablegrama de 29 de enero de 1969, solicitó del Gobierno del Brasil la información correspondiente, transmitiendo las partes pertinentes de la comunicación, de conformidad con los Artículos 42 y 44 del Reglamento.

En el curso de su cuarta sesión, la Comisión examinó esta comunicación, y consideró, principalmente, si procedía reiterar al Gobierno del Brasil la solicitud de información de 29 de enero, pues tratándose de los casos de los dirigentes sindicales detenidos y enjuiciados, estos eran casos individuales respecto de los cuales debía aplicarse el Artículos 54 del Reglamento, en el sentido de establecer si se habían o no agotado los recursos de jurisdicción interna del Estado contra el cual va dirigida la queja y, en cuanto al caso general, sobre el cual la Comisión ya había cursado la solicitud de informes, no había transcurrido el plazo de ciento ochenta días del Artículo 51 del Reglamento para que el Gobierno de Brasil suministrara las informaciones del caso.

En consecuencia, acordó diferir el examen de la denuncia hasta el próximo período de sesiones y, solicitar de los reclamantes que complementen su comunicación, de acuerdo con lo dispuesto en el Artículo 54 del Reglamento, en el sentido de informar si en cuanto a los casos individuales denunciados en la misma se han agotado los recursos de la jurisdicción interna del Estado Contra el cual va dirigida.

4. Comunicación No. 1593 (Estados Unidos de América), de 4 de septiembre de 1968, en la cual se denuncia la deportación arbitraria de ese país de un ciudadano costarricense de origen polaco.

Esta comunicación fue objeto de examen en el Vigésimo Período de Sesiones (diciembre de 1968) y declarada inadmisible, de conformidad con el acápite d) del Artículo 39 del Reglamento, en vista de que los hechos denunciados no tienen pertinencia con el desconocimiento de derechos humanos por parte del Gobierno contra el cual va dirigida. Sin embargo, la Comisión decidió que podría reabirse la consideración del caso, si el reclamante presentara nueva documentación o información que así lo justificara.[6]

Posteriormente el reclamante presentó documentación sobre su caso y, en consecuencia, la Comisión consideró en el presente período los méritos de la misma a fin de determinar su procedencia.

Luego de este estudio se llegó a la conclusion de que la solicitud y documentos presentados por el reclamante eran substancialmente la misma comunicación e información que había sido examinada previamente y, acordó, al tenor de lo dispuesto en el acápite b) del Artículo 39 del Reglamento, reiterar el acuerdo tomado respecto de la comunicación No. 1593 en el Vigésimo Período deSesiones y archivar, sin más trámite esta comunicación y hacer del conocimiento del quejoso la decisión de referencia conforme lo prescribe el Artículo 46 del Reglamento.

5. Comunicación No. 1575 (República de México), de 29 de abril de 1968, en la cual se denuncia la muerte y heridas a varios campesinos en la localidad de Pueblo Nuevo, Estado de Hidalgo, el 14 de abril de 1968.

La Comisíon, en nota ae 24 de mayo de 1968, solicitó del Gobierno de México la información correspondiente, acompañando las partes pertinentes de la denuncia de conformidad con los Artículos 42 y 44 del Reglamento.

En el Vigésimo Período de Sesiones la Comisión inició el examen de esta comunicación, pero a fin de que el Gobierno mexicano tuviera tiempo de suministrar las informaciones solicitadas, acordó diferir dicho examen hasta el presente período de sesiones.[7]

En el presente Período la Comisión tomó conocimiento de que el Gobierno de México había dado respuesta a la solicitud de información en nota de 5 de abril de 1969 (No. 122512), manifestando "que las autoridades competentes, en uso de las facultades que las leyes correspondientes les otorgan, han conocido jurídicamente de los hechos a que la denuncia se refiere para la aplicación de las normas legales respectivas".

Después de un estudio de la reclamación y de las informaciones suministradas por el Gobierno de México, en virtud de las cuales se concluye que el asunto materia de la queja está en mano de las autoridades nacionales competentes, la Comisión acordó, de conformidad con el Artículo 54 de su Reglamento, declarar inadmisible la comunicación No. 1575, en vista de que no se han agotado los recursos de la jurisdicción interna del Estado contra el cual va dirigida la denuncia.

6. Comunicación No. 1602 (República de Panamá), de 18 de octubre de 1968, complementada en comunicaciones de 24 de octubre, 4 de noviembre y 4, 6, 17 y 21 de diciembre del propio año, en las cuales se denuncian los siguientes hechos: detención y maltrato de ciudadanos panameños civiles y militares; clausura de estaciones de televisíon, radio y periódicos; muertes con motivo de la acción de las autoridades para disolver manifestaciones ocurridas durante el cambio de Gobierno en ese país; establecimiento de censura de prensa; control del derecho de residencia y tránsito; allanamiento de domicillos; violación de correspondencia e intercepción del servicio telefónico; supresión del derecho de asociación y represión de reuniones de carácter público y privado, con maltrato y detención de sus participantes; desconocimiento del derecho de justicia, de protección contra la detención arbitraria, consagrados constitucionalmente y, suspensión del Artículo 30, constitucional, que prohibe la pena de muerte, la de expatriación y de confiscación de bienes; ocupación de la universidad nacional y otros hechos.

La Comisión, en cablegrama de 21 de octubre de 1968 y en notas de 28 del mismo mes y 6 de noviembre de 1968, solicitó del Gobierno de Panamá la información correspondiente, acompañando las partes pertinentes de las comunicaciones, de conformidad con los Artículos 42 y 44 del Reglamento.

La Comisión, inició el examen de este caso en su Vigésimo Período de Sesiones (diciembre de 1968), y tomó conocimiento de la respuesta del Gobierno de Panamá, de 21 de octubre del mismo año, en la cual se daban a la Comisión explicaciones sobre la razón de las medidas adoptadas en Panamá a partir de la caida del Gobierno presidido por el Dr. Arnulfo Arias. En dicho período, la Comisión acordó aplazar el examen de la comunicación No. 1602, hasta que el Gobierno de ese país hubiera tenido tiempo de informar, en forma más amplia y concreta, sobre los hechos denunciados y, reiterar las solicitudes de información de 28 de octubre y 6 de noviembre de 1968. Esta reiteración de informes fue cursada el 14 de febrero de 1969.[8]

En el presente Período continuó examinando el caso, con base en las respuestas del Gobierno de Panamá, de 24 de febrero de 1968 (Nos. DOI 510 y 5ll) y un nuevo memorial elevado por el reclamante de 19 de marzo de 1969, ampliando su denuncia.

El Gobierno de Panamá, en sus dos comunicaciones de referencia, expresa, en resumen, lo siguiente: que se habían suspendido las garantías constitucionales como una medida indispensable dentro del proceso de transformación que se inició para volver, al final del mismo, a un sistema democrático representativo; que mediante Decreto del Gabinete (No. 39 de 7 de noviembre de 1968, reproducido en la Gaceta Oficial No. 16252, cuya copia acompañó con las notas de referencia), se había reestablecido la vigencia del Artículo 30 de la Constitución Nacional en lo atinente a la pena de muerte y a la de confiscación, así como los Artículos 31 y 32 constitucionales; que la suspensión de garantías no había dado lugar a violaciones de los derechos humanos; que las cárceles no eran lugares de tortura para ningún detenido; que no se habían causado muertes como consecuencia de la acción de las autoridades para disolver manifestaciones públicas; que si en un principio se habían establecido restricciones a los medios de comunicación de masas., estas restricciones habían ido desapareciendo y que no era cierto que se hubiesen clausurado órganos de prensa, ya que los dos únicos que habían suspendido sus actividades, no lo hicieron por orden del Gobierno; que, en cuanto a otros medios de publicidad como estaciones de televisión, seguían funcionando normalmente y que, asimismo, todas las estaciores de radio del país, con dos excepciones, continuaban sus servicios, con un total de 49 emisoras. Además, manifestó que el derecho de tránsito en el territorio nacional no estaba sujeto a restricciones pues la revisión de los vehículos que entran y salen de la ciudad capital había sido abolida y que nada entorpecía actualmente el tránsito pacífico de personas y vehículos por territorio nacional; que no se habían efectuado allanamientos arbitrarios, violación decorrespondencia e interceptíon de la comunicación telefónica y que no hubo disolución arbitraria de reuniones pacíficas. Por conclusión negó que la violación de cualquier otro derecho humano se hubiera consumado al amparo de la suspensión de garantías.

Por otra parte, la Comisión consideró el nuevo memorial del reclamante en el cual se hace una amplia reafirmación de las denuncias anteriores aunque con ampliación de determinados puntos y se acompaña una lista de personas detenidas e incomunicadas en distintos establecimientos penitenciarios de Panamá.

Ante las informaciones suministradas por el Gobierno de Panamá y los hechos alegados por el reclamante en su nueva presentación, de referencia, la Comisión acordó, en la cuarta sesión, lo siguiente: 1) designar un relator para que estudie la comunicación No. 1602 y otras relacionadas con el caso de Panamá y rinda un informe con las recomendaciones correspondientes al término de sus tareas y 2) solicitar del Gobierno de Panamá su anuencia para que el Relator pueda trasladarse a ese país a fin de recoger los elementos necesarios para el desempeño de sus funciones, de conformidad con lo dispuesto en el acápite c) del Artículo 11 del Estatuto y el Artículo 50 del Reglamento de la Comisión. En este sentido dirigió al mencionado Gobierno la siguiente comunicación:

 

10 de abril de 1969

EXCELENTISIMO SENOR
LCDO. NANDER A. PITTY VELAZQUEZ
MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES
MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES
PANAMA, PANAMA

NOMBRE COMISION INTERAMERICANA DERECHOS HUMANOS TENGO HONOR INFORMAR VUESTRA EXCELENCIA PROFESOR MANUEL BIANCHI HA SIDO DESIGNADO RELATOR COMUNICACIONES CONTENIDAS NOTAS TRANSMITIDAS VUESTRA EXCELENCIA 21 Y 28 OCTUBRE Y 6 NOVIEMBRE 1968 Y 14 FEBRERO 1969. COMISION ESTIMA QUE PARA MEJOR CUMPLIMIENTO ESTA TAREA SERIA OPORTUNO RELATOR PUDIERA TRASLADARSE REPUBLICA PANAMA OBJETO RECOGER ELEMENTOS NECESARIOS SU INFORME. ESTA FORMA ACTIVIDAD ESTA PREVISTA ARTICULO 50 REGLAMENTO COMISION. CONFORMIDAD ARTICULO 11 C ESTATUTO COMISION PERMITOME SOLICITAR GOBIERNO VUESTRA EXCELENCIA ANUENCIA CORRESPONDIENTE PARA QUE RELATOR PARA TRASLADARSE TERRITORIO VUESTRO PAIS. COMISION QUEDARA PROFUNDAMENTE RECONOCIDA FACILIDADES ILUSTRADO GOBIERNO VUESTRA EXCELENCIA PUEDA PROPORCIONARLE CUMPLIMIENTO MISION. MUY ATENTAMENTE.

 

(f) GABINO FRAGA
PRESIDENTE

En la octava sesión, celebrada el 17 de abril, en vista de que el Gobierno de Panamá no había dado respuesta a la solicitud de anuencia, la Comisión reiteró dicha solicitud. Al efecto dirigió la siguiente comunicación:

 

17 de abril de 1969

EXCELENTISMO SEÑOR
LIC. NANDER PITTY VELAZQUEZ
MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES
MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES
PANAMA, PANAMA

COMISION INTERAMERICANA DERECHOS HUMANOS ANTES FINALIZAR TRABAJOS PRESENTE PERIODO SESIONES DESEARIA CONOCER RESPUESTA SU ILUSTRADO GOBIERNO SOLICITUD ANUENCIA CONTENIDA NUESTRO CABLEGRAMA DIEZ CORRIENTES. RUEGO VUESTRA EXCELENCIA INFORMARNOS SOBRE PARTICULAR.
MUY ATENTAMENTE.

 

(f) GABINO FRAGA
PRESIDENTE

7. Comunicación No. 1603 (República de Panamá), de 23 de octubre de 1968, denunciando la detención arbitraria de un dirigente sindical panameño.

La Comisión, en nota de 25 de octubre de 1968, solicitó del Gobierno de Panamá la información correspondiente acompañando las partes pertinentes de la denuncia, de conformidad con los Artículos 42 y 44 del Reglamento.

La Comisión consideró esta comunicación en su Vigésimo Período de Sesiones (diciembre de 1968), y acordó diferir su examen hasta que hubiera transcurrido el plazo de ciento ochenta días del Artículo 51 del Reglamento para que el Gobierno de Panamá suministrara las informaciones solicitadas.[9]

En su Vigesimoprimer Período la Comisión continuó con el examen de esta comunicación, junto con otras relativas a la situación de los derechos humanos en Panamá, y observó que el Gobierno de ese país no había dado respuesta a la solicitud de información de 25 de octubre de 1968. En consecuencia acordó, en la cuarta sesión, trasladar la misma al Relator del caso No. 1602 a fin de que presente la recomendación correspondiente en el informe que deberá rendir al término de sus funciones.

8. Comunicación No. 1608 (República de Panamá), de 10 de enero de 1969, en la cual se denuncia la detención arbitraria de varios dirigentes sindicales y campesinos.

La Comisión, en cablegrama de 14 de enero de 1969, solicitó del Gobierio de Panamá la información correspondiente transmitiendo al mismo tiempo las partes pertinentes de la denuncia de conformidad con los Artículos 42 y 44 del Reglamento.

El Gobierno de Panamá, en nota de 25 de febrero de 1969 (No. DOI-512), dio respuesta a la solicitud de referencia informando que los dirigentes sindicales presuntamente detenidos se hallaban en libertad con excepción de uno de ellos, quien se encuentra detenido en la cárcel Modelo de la ciudad de Panamá, acusado de atentar contra la población civil y organizer actividades guerrilleras. Agrega la nota que el detenidosse encuentra a órdenes del Procurador General de la Nación.

La Comisión consideró la comunicación No. 1608 y la respuesta del Gobierno de Panamá en el curso de su cuarta sesión y acordó dar traslado de la misma al Relator de las comunicaciones sobre el mismo país (Nos. 1602 y 1603), a fin de que la estudie junto con éstas y rinda el informe correspondiente.

VII. EXAMEN DE LA SITUACION DE LOS DERECHOS HUMANOS
EN PAISES AMERICANOS

a) El caso de Cuba

28. En el Decimoctavo Período de Sesiones (abril de 1968), el caso de Cuba continuó siendo objeto de examen por parte de la Comisión, especialmente en cuanto a la renuencia del Gobierno de ese país a dar respuesta a las solicitudes de información que le son transmitidas, en la forma prevista en el Reglamento, sobre alegadas violaciones de los derechos humanos.

En cumplimiento del mandato de la Segunda Conferencia Interamericana Extraordinaria (Rio de Janeiro, 1965), de continuar velando por la observancia de los derechos humanos fundamentales en cada uno de los Estados miembros de la Organización, la Comisión consideró en dicho período de sesiones, con base en una recomendación de la Subcomisión permanence, que el caso de referencia debería ser elevado al conocimiento de la Conferencia Interamericana o de la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores en el Informe que deberá rendir conforme con el Artículo 9 (bis) de su Estatuto, formulando las observaciones que estime apropiadas respecto de las comunicaciones sobre el caso de Cuba que han sido transmitidas al Gobierno cubano en solicitud de información sin merecer respuesta, no obstante las notas de reiteración cursadas al efecto y de tratarse, en su gran mayoría, de denuncias apremiantes. Además, en el propio período de sesiones acordó preparar un nuevo informe sobre la situación de los derechos humanos en Cuba a fin de transmitirlo a los Gobiernos americanos por conducto de sus Representantes en el Consejo de la Organización.[10]

29. A partir del mencionado período se han continuado recibiendo comunicaciones o reclamaciones en las que se alegan hechos gravemente violatorios de los derechos a la vida, a la libertad, a la seguridad e integridad de la persona; de protección contra la detención arbitraria; de libertad religiosa y de culto; de justicia y; de proceso regular, que han sido transmitidas al Gobierno de Cuba, sin que en ningún caso haya dado respuesta. Por lo tanto la Comisión, en su Vigésimo Período (diciembre de 1968), declaró admisibles dichas comunicaciones y dirigió, en fecha 14 de febrero de 1969, una nota al Gobierno cubano manifestándole que asumía que las autoridades competentes de ese país habían adoptado las medidas oportunas para que cesaran las condiciones en que se encontraban las personas mencionadas en las denuncias, por ser contrarias a la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre.[11]

En la sexta sesión del presente Período, celebrada el 15 de abril, la Comisión observó que el Gobierno de Cuba continuaba sin dar respuesta a las solicitudes de información sobre los casos transmitidos durante 1968 y 1969. Asimismo tomó conocimiento que la Secretaría, de conformidad con el acuerdo tomado en el Decimoctavo Período de Sesiones, estaba preparando un proyecto de informe sobre la situación de los derechos humanos en Cuba y, acordó estudiar dicho documento en su próximo período de sesiones.

b) El caso de Haití

30. El 5 de abril de 1968 la Comisión aprobó una Resolución sobre el caso haitiano en la cual solicitó a la Relatora de dicho caso que continuara preparando un informe general sobre la situación de los derechos humanos en Haití, y reiterar al Gobierno de ese país los pedidos de información que le habían sido transmitidos respecto de alegadas violaciones de los derechos humanos.

En el Vigésimo Período (diciembre de 1968); la Relatora del caso, Licenciada Angela Acuña de Chacón, informó que por dificultades insuperables no le había sido posible obtener los datos complementarios para presentar el informe contemplado en la Resolución de 5 de abril del mismo año. En consecuencia la Comisión encomendó a su Secretaría que procediera a preparar el citado informe con los datos que obraran en su poder a fin de ser considerado en el próximo período de sesiones.[12]

En la quinta sesión del presente Período, celebrada el 11 de abril, la Secretaría presentó el proyecto de informe sobre la situación de los derechos humanos en Haití.

En la consideración del mencionado proyecto (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 6), se formularon observaciones con respecto a si la Comisión, de acuerdo con su Estatuto, estaba facultada para publicar documentos en los que estén incluídos casos individuales examinados por la Entidad. Por otra parte se hicieron algunas observaciones de forma y se pidió a la Secretaría que lo complementara con el texto del Decreto del poder Legislativo de Haití, de 23 de agosto de1963, relativo a la suspensión de garantías constitucionales en ese país.

Prevaleció el criterio de que la Comisión, conforme al acápite c) el Artículo 9 de su Estatuto está facultada para publicar los estudios e informes que considere convenientes en el desempeño de sus funciones y que, además, en su deber de promover el respeto y la defensa de los derechos humanos en los países americanos la Comisión puede elevar al conocimiento de los Gobiernos de los Estados miembros, por intermedio de sus Representantes en el Consejo de la OEA aquellos casos que por su gravedad y reiteración en la violación de los derechos consagrados en la Declaración Americana estime procedentes.

31. En la propia sesión la Comisión aprobó el proyecto de Informe sobre la Situación de los Derechos Humanos en Haití y acordó ponerlo en conocimiento de los Gobiernos americanos por medio de sus Representantes en el Consejo de la Organización (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 6 Rev.).

32. El Informe está dividido en dos capítulos, a saber: el Capítulo I que incluye los antecedentes del caso (documentos publicados por la Comisión sobre la situación de los derechos humanos en Haití, solicitudes de información y solicitudes de anuencia transmitidas al Gobierno haitiano) y, el Capítulo II, referente a la situación en esa República que consta, de acuerdo a los derechos alegadamente violados, de una relación textual de las denuncias recibidas que fueron transmitidas al Gobierno haitiano en solicitud de información y, de las respuestas de dicho Gobierno. Además, el Informe se complementa con dos anexos: el texto del Decreto de 23 de agosto de 1963 y el Decreto de 26 de agosto del propio año, ambos relativos a los derechos humancs.

c) Otros países

33. Además de los casos de Cuba y Haití la Comisión consideró en el presente período de sesiones la situación de los derechos humanos en otros países americanos.

En el curso de la sexta sesión, celebrada el 15 de abril, se observó que la Comisión, debería estudiar la situación en aquellos países en donde se ha abolido o suspendido el derecho de sufragio y participación en el Gobierno, consagrado en el Artículo XX de la Declaración Americana. En este sentido se manifestó que la Comisión conforme con el mandato recibido, de promover el respeto de los derechos humanos en los países miembros de la Organización, debería hacer en cada período de sesiones un examen de la situación de tales derechos no sólo respecto de aquellos países sobre los que hubiera recibido reclamaciones sino también en donde por otros elementos de juicio e informaciones que tenga a su alcance, pudieran presumirse situaciones de desconocimiento de estos derechos. La Comisión podría, al tenor del acápite b) del Artículo 9 de su Estatuto hacer recomendaciones a los Gobiernos respectivos para que adopten medidas progresivas en favor de los derechos humanos.

Concretamente se indicó que en la República de Panamá existía una situación que debería ser materia de ciudadoso estudio a fin de adoptar, llegado el caso y según el informe que presentara el Relator, las medidas pertinentes.

Se propuso que debería autorizarse al Presidente de la Entidad para que, previa consulta con sus colegas tomara tales medidas en relación con dicho país así como con otros países americanos en donde, en términos generales, la Comisión consideraba que podrían presentarse situaciones contrarias a los principlos consignados en la Declaración Americana durante su receso. Por otra parte, se propuso que podría confiarse a los relatores que fueran designados para obtener información en los distintos países americanos para la preparación del Informe anual, se ocuparan también de observar la situación de los derechos humanos en esos países e informar periódicamente.

34. Como resultado de estas consideraciones la Comisión, acordó, en la propia sexta sesión, autorizar al Presidente para que previa consulta con los Miembros adopte las medidas correspondientes en cuanto a la situación de los derechos humanos en países americanos durante el receso de la Comisión

VIII. INFORME A LA CONFERENCIA INTERAMERICANA 0 LA REUNION DE CONSULTA DE MINISTROS DE RELACIONES EXTERIORES

35. En el Vigésimo Período de Sesiones (diciembre de 1968), la Comisión estudió la forma como correspondería preparar el Informe anual a la Conferencia Interamericana o a la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, de conformidad con lo dispuesto en el Artículo 9 (bis) de su Estatuto.

36. El Dr. Carlos A. Dunshee de Abranches presentó en dicho período un proyecto de resolución que proponía la adopción de disposiciones reglamentarias para la preparación del referido documento.[13] Además la Comisión consideró que al entrar en vigor el Protocolo de Reformas a la Carta de la Organización, en vía de ser ratificada por los Estados miembros, el Informe anual debería ser presentado a la Asamblea General de la Organización, o a la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores.

El proyecto de resolución arriba citado, fue objeto de varias observaciones, pues en términos generales la Comisión no consideró conveniente adoptar un reglamento para la preparación del informe de referencia sino que prevaleció el criterio de adoptar recomendaciones que le permitieran a la Secretería preparar el proyecto correspondiente siguiendo los puntos indicados en el Artículo 9 (bis) del Estatuto y el orden de los derechos consagrados en la Declaración Americana.

37. En conclusión la Comisión acordó proseguir con el estudio de este asunto en el Vigésimoprimer Período de Sesiones y encomendarle a la Secretaría que recabara de los Gobiernos de los Estados miembros la información que éstos estimen oportuna sobre el progreso alcanzado en la consecusión de los obejtivos señalados en dicha Declaración.[14]

38. En la cuarta y quinta sesiones del presente Período, celebradas el 10 y 11 de abril, respectivamente, la Comisión estudió lo relativo al Informe anual, tomando como documento de trabajo el proyecto de resolución presentado por el Dr. Dunshee de Abranches (OEA/Ser.L/V/Il.20, Doc. 25)

En el curso de dichas sesiones se debatieron, principalmente dos puntos: 1) si debería adoptarse un reglamento para la preparación del informe, como el propuesto en el documento OEA/Ser.L/V/11.20, Doc. 25, y 2) si el informe debería ser preparado por países, con un capítulo para cada país americano dentro del cual quedarían comprendidos los temas a que se refiere el inciso c) del Artículo 9 (bis) del Estatuto, a saber: el progreso alcanzado en la consecusión de los objetivos señalados en la Declaración Americana; los campos en los cuales han de tomarse medidas para dar mayor vigencia a los derechos humanos conforme lo prescribe la citada Declaración y; las observaciones que la Comisión considere apropiadas respecto de las comunicaciones que haya recibido y sobre cualquier otra información que tenga a su alcance.

En cuanto al primer punto prevaleció el criterio de que no sería conveniente adoptar un reglamento para la preparación del informe si bien sería aconsejable adoptar unas normas o instrucciones que sirvan de pautas generales, pues se observó que el proyecto del documento (OEA/Ser.L/V/II.20, Doc. 25) parecía demasiado rígido para una materia que podría requerir solamente de norma generales para la composición del informe.

Por lo que respecta a la segunda cuestión, la Comisión consideró que sería impráctico proceder a la preparación del Informe por países debido a la extensión que este orden daría al documento. Sería más conveniente redactar el informe siguiendo el articulado de la Declaración Americana y ajustando la exposición sobre cada derecho o grupos de derechos a las materias previstas en el acápite c) del Artículo 9 (bis) del Estatuto. Así por ejemplo, se propuso que el Informe podría constar de un capítulo (I) referente a leyes, medidas adoptadas en los países americanos sobre derechos humanos y progresos logrados en esta materia en relación con cada derecho o grupo de derechos de la Declaración; un capítulo (II), que contendría una apreciación global de la situación de los derechos humanos en América y, por ultimo, un capítulo (III) con las observaciones concretas sobre las comunicaciones recibidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos o las informaciones que ésta tenga su alcance.

39. Recogiendo estos puntos de vista, el Dr. Justino Jiménez de Aréchaga presentó, en la quinta sesión, un proyecto de instrucciones titulado "Fórmula sustitutiva de los Artículos Io y 2o del Proyecto de Resolución del Doc. 25- 20", el cual fue considerado, artículo por artículo, junto con el proyecto original.

40. En la misma sesión la Comisión aprobó las siguientes "Normas para la elaboración del Informe Annual" (OEA/Ser.L/V/11.21, Doc. 7 de 16 de abril de 1969):

Art. Io - El Informe anual será dividido en tres partes de conformidad con lo que establece el apartado "c" del Artículo 9 (bis) del Estatuto.

Art. 2o - En la Parte I se hará referencia a nuevas disposiciones constitucionales, legales o administrativas o a decisiones judiciales dictadas en los Estados americanos durante el año al cual se refiera el informe, que, a juicio de la Comisión, importen un progreso en la consecución de los objetivos señalados por la Declaración Americana, indicando en cada caso en qué Estado se ha operado ese Progreso.

En la Parte II la Comisión indicará en que campo será conveniente adoptar medidas para dar mayor vigencia a los derechos humanos, inspirándose en su experiencia práctica y en sus investigaciones teóricas.

En la Parte III se contendrán las observaciones que la Comisión considere apropiadas respecto de las comunicaciones que haya recibido y sobre cualquier otra información que tenga a su alcance. Tratándose de denuncias o quejas por violación o desconocimiento de derechos humanos que hubieren sido denunciadas ante la Comisión con referencia a Estados determinados, las observaciones de la Comisión no se incluirán en su informe anual sino cuando ello corresponda de conformidad con lo preceptado por el Artículo 57 de su Reglamento.

Art. 3o- Para la preparación del informe anual, la Comisión tomará en consideración los informes que suministren los Estados americanos antes del 31 de mayo de cada año,acerca de las siguientes materias: a) los textos constitucionales o legales promulgados en el año anterior y relacionados con los derechos humanos; b) las medidas administrativas relacionadas con los mismos derechos, en el mismo período; c) las más importantes decisiones judiciales sobre derechos humanos, dictadas en el citado período.

Art. 4o- Durante el curso de cada año, la Secretaría de la Comisión promoverá:

a) la clasificación de acuerdo con lo prescrito en los Artículos 1 y 3, de todas las informaciones, documentos y publicaciones que reciba o que tenga a su alcance;

b) la preparación de una relación estadística de todas las comunicaciones y denuncias recibidas en relación a cada Estado, con indicación de su resultado o de la situación del respectivo trámite.

Art. 5o- La Comisión, en la última sesión de cada año, podrá distribuir entre sus Miembros la preparación de las partes del informe correspondientes a un grupo de Estados.

Art. óo- En el caso previsto en el Art. 5, serán remitidos a los respectivos relatores a la brevedad posible, las informaciones facilitadas por los Gobiernos (Art. 3) y el material preparado por la Secretaría (Art. 4). El relator podrá agregar al informe otros elementos que obtenga.

Art. 7o- Las partes del informe anual, a cargo de cada relator, serán discutidas y aprobadas en el último período de sesiones de cada año, siendo competencia de la Comisión introducir las alteraciones en el proyecto de informe presentado por el Relator.

Art. 8o- Si algún Gobierno no suministrara las informaciones previstas en el Art. 3, el hecho podrá ser mencionado en el informe, procurando la Comisión suplir su falta con los medios disponibles.

Art. 9o- Si la Comisión no designara relatores o en caso de falta de alguno de ellos, corresponderá a la Secretaría preparar el respectivo proyecto de informe anual para ser considerado por la Comisión.

IX. ACTIVIDADES RELACIONADAS CON EL PROGRAMA GENERAL DE TRABAJO

A. Examen del Programa General de Trabajo

41. En su Vigésimo Período de Sesiones la Comisión aprobó la reestructaración del Programa General de Trabajo de conformidad con las sugerencias presentadas por la Secretaría en el documento titulado "Programa General de Trabajo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos - Resumen y Recomendaciones"[15] y tomó diversos acuerdos para fortalecer dicho Programa, especialmente en la parte relativa a la enseñanza y difusión de los derechos humanos.[16]

42. En el presente Período de Sesiones se efectuó un examen del Programa General de Trabajo, de conformidad con los acuerdos tomados en esta material, a fin de determinar el estado del Programa y adoptar las decisiones correspondientes para su más, efectivo cumplimiento. Este examen se llevó a cabo en el curso de la sexta y séptima sesiones, celebradas el 5 y 16 de abril, respectivamente.

En primer término, en la sexta sesión, consideró lo relativo a la posibilidad de iniciar programas de radio y televisión sobre derechos humanos en los países americanos, con respecto a lo cual se había encomendado al Dr. Justino Jiménez de Aréchaga que adelantara las gestiones correspondientes con la Asociación Interamericana de Radiodifusión.

43. El Dr. Jiménez de Aréchaga informó que se había dirigido a la mencionada Asociación la cual había expresado su deseo de colaborar para llevar a cabo los programas previstos. En efecto, la Comisión tomó conocimiento de la siguiente nota dirigida al Presidente de la Entidad por el Dr. Ramón L. Bonachea, Director General de la Asociación Interamericana de Radiodifusión.

31 de marzo de 1969

Señor Presidente de la
Comisión Interamericana de Derechos Humanos
Dr. Don Gabino Fraga
Premier Building
"I" Street, Washington, D.C.

De mi consideración:

Con relación a la comunicación de 23 de diciembre último por la que el Dr. Justino Jiménez de Aréchaga, a nombre de la Comisión de Derechos Humanos, solicita la colaboración de la Asociación Interamericana de Radiodifusión en la tarea de divulgar en el pueblo de los países americanos, el contenido de la Declaración de los Derechos Humanos, aprobada por la O.E.A., tengo el gusto de comunicar a usted, que el Consejo Directivo de nuestra Institución, en su reunión celebrada en Miami durante los días 14 y 15 de enero del presente año, adoptó, por unanimidad el acuerdo de aceptar en principio, la ya citada petición a cuyo efecto fue designada una comisión para su estudio que quedó integrada por los Consejeros: Guillermo Morales, Licenciado Félix Cardona y el Dr. Pedro Simoncine. El Consejero Jiménez de Aréchaga será el Coordinador entre la Comisión de AIR y la Comisión de Derechos Humanos.

Al formular votos por el éxito de esa noble tarea, aprovecho la oportunidad para expresarle el testimonio de mi más distinguida consideración.

Muy atentamente.

 

(f) Dr. Ramón L. Bonachea
Director General

44. En la misma sesión la Comisión acordó agradecer a la Asociación Interamericana de Radiodifusión su interés para llevar a cabo esta iniciativa y encomendó al Dr. Jiménez de Aréchaga que, en su carácter deccoordinador, continuara en contacto con la misma para que este proyecto pueda ser pronto una realidad, especialmente la composición de programas cortos (de diez minutos cada uno), para televisión, que promuevan el conocimiento de los derechos humanos, el modo de garantizarlos y las actividades de la Comisión en desempeño de su mandato.

45. En segundo lugar, consideró en la sexta y séptima sesiones, lo relativo a la publicación de un folleto y un manual sobre derechos humanos, para distribución general y a centros culturales, colegios de abogados e instituciones similares, respectivamente, de conformidad con el acuerdo del Vigésimo Período de Sesiones.

A este respecto tomó conocimiento de que la Secretaría, en cumplimiento del referido acuerdo, había iniciado la preparación de estas publicaciones. Además, consideró un proyecto de resolución, presentado por el Dr. Carlos A. Dunshee de Abranches, en el cual se solicitaba a la Secretaría que diera prioridad a las mismas y se establecía un plazo para que los Miembros de la Comisión formularan sus observaciones a los textos de los respectivos proyectos, vencido el cual, aquélla podría proceder a su publicación.

46. Luego de diversas consideraciones la Comisión acordó, en la séptma sesión, reafirmar su acuerdo del Vigésimo Período y por lo mismo, solicitó a la Secretaría que continúe preparando los referidos textos y los transmita los Miembros, de ser posible, antes del próximo período de sesiones.

47. En la sexta sesión la Secretaría Ejecutiva informó que la Secretaría General de la Organización había solicitado que se le presentaran los proyectos de programas a largo plazo que la Comisión hubiese acordado para llevar a cabo su labor de promover el respeto de los derechos humanos en países americanos.

El Dr. Durward V. Sandifer hizo una exposición sobre la conveniencia de que la Comisión, de acuerdo con la solicitud de la Secretaría General, hiciera un estudio de las prioridades que debería dar a los temas materia del Programa General de Trabajo y, en particular, a las actividades para la divulgación y enseñanza de los derechos humanos como seminarios, cursos y otros programas de publicaciones, actividades de radiodifusión y televisión que demandarían la aprobación de partidas adecuadas en el presupuesto de la Secretaría General dentro del campo de derechos humanos y propuso que, a fin de ayudar a la Secretaría de la Comisión en la presentación de los proyectos de referencia y los presupuestos correspondientes, se designara un relator.

48. La Comisión acogió la sugerencia del Dr. Durward V. Sandifer y le encomendó que colaborara con la Secretaría de la Comisión, en la preparación de los programas a largo plazo para su presentación a la Secretaría General.

49. Finalmente la Comisión aprobó con respecto a su Programa General deTrabajo, a propuesta del Dr. Mario Alzamora Valdéz, recomendar a los Gobiernos de los Estados miembros de la Organización que incluyan en sus programas educativos, al nivel primario y secundario, la enseñanza de los derechos humanos.

B. Perfeccionamiento de los procedimientos electorales y medidas que deben adoptarse para asegurar la eficacia práctica del derecho de sufragio. Cuarto Informe preparado por el Relator, Profesor Manuel Bianchi.

50. Este tema forma parte del Programa General de Trabajo de la Comisión desde octubre de 1960 (Primer Período de Sesiones).

Los informes presentados por el Relator, titulados "Los Derechos Humanos y el Derecho de Sufragio en América" (Quinto, Decimoctavo y Vigésimo Períodos de Sesiones, celebrados en octubre de 1962 y abril y diciembre de 1968, respectivamente), están orientados a mostrar los progresos logrados por los Estados americanos en lo que respecta allderecho de sufragio y otros derechos estrechamente ligados con éste, como son los de reunión y asociación, los partidos políticos, su organización y funcionamiento.[17] Dichos Informes han sido transmitidos a los Gobiernos de los Estados miembros de la Organización.

51. En el presente Período de Sesiones la Comisión continuó estudiando este tema con base en el Cuarto Informe preparado por el Relator,[18] a fin de mostrar la situación del derecho de sufragio en las distintas legislaciones americanas.

La Comisión consideró el Cuarto Informe en el curso de la séptima sesión, celebrada el 16 de abril.

El Relator manifestó que así como en los anteriores informes había especificado las diferencias importantes entre las legislaciones americanas, correspondía ahora "mostrar la tendencia que existe para ir aminorando dichas diferencias, con el objeto de hacer, lo más efectivo, democrático y genuine posible el derecho de sufragio". Así por ejemplo, el Relator concreta su Informe a los siguientes puntos: edad para inscribirse, con respecto a la cual la tendencia es la de rebajar dicha edad; voto de los analfabetos, con una tendencia a borrar esta discriminación con los que saben leer y escribir; la prohibición del voto a las fuerzas armadas, indicando que la corriente legislativa moderna es la de establecer este derecho para dichas fuerzas, en algunos casos en forma indirecta (como en el Uruguay), en donde se suprimió de la legislación electoral toda referencia prohibitiva; inscripción y sufragio obligatorios, con la tendencia a establecer dicha obligatoriedad y, los derechos de reunión de asociación, con respecto a los cuales se aprecia una tendencia de fortalecimiento de su ejercicio por considerar -como expresa el Comité Consultivo Interamericano de Emergencia para la Defensa Política que "en el campo político, la asociación permite a los ciudadanos el ejercicio eficaz de sus derechos cívicos, ya que hace posible el entendimiento y la unión que son indispensables para que los votos de cada uno no se dispersen y se pierdan en el fragmentarismo y la desorganización. Para el régimen democrático, la libertad de asociación es un derecho fundamental, sin cuyo reconocimiento el sufragio universal quedaría desprovisto en absoluto de eficacia El derecho de libre asociación constituye una condición esencial de la libertad política en el sistema interamericano".

52. Por último, el Relator se refirió al hecho de que en cinco países americanos está suprimido el derecho de sufragio (Argentina, Brasíl, Cuba, Panamá y Perú), más el caso de Haití, en donde se había constituido un sistema de Gobierno con un presidente vitalicio, sistema que podía considerarse incompatible con el principio del Artículo XX de la Declaración Americana.

En la séptima sesión tuvo lugar un cambio de opiniones sobre el Cuarto Informe y se sugirió al Relator que presentara un proyecto de recomendaciones que la Comisión pudiera hacer a los Gobiernos americanos para asegurar el más eficaz cumplimiento del principio del Artículo XX de la Declaración Americana.

Sin embargo el Relator no se manifestó en favor de hacer recomendaciones a los Gobiernos de los Estados Miembros estimando que las mismas podrían ser consideradas como una ingerencia en sus asuntos internos, siendo más conveniente dar publicidad a su Cuarto Informe y en particular a los cinco puntos en que se resumen las tendencias legislativas sobre la materia en estos momentos.

53. La Comisión acordó, atendiendo la sugerencia del Relator, dar publicidad al documento "Los Derechos Humanos y el Derecho de Sufragio en América -Cuarto Informe".

C. Derecho de Petición. Revisión de las Disposiciones del Reglamento Relativas a las Comunicaciones. Relator: Dr. Durward V. Sandifer.

54. En el Noveno Período de Sesiones (octubre de 1964) la Comisión incluyó en su Programa General de Trabajo el estudio de este derecho, consagrado en el Artículo XXIV de la Declaración Americana, y designó como relator al Dr. Durward V. Sandifer. Asimismo, en dicho período, encomendó a su Secretaría a la preparación de un documento de antecedentes que facilitara al Relator el estudio dela materia.

La Secretaría presentó el documento titulado "El Derecho de Petición"[19] en el Decimoctavo período de Sesiones (abril de 1968), con una Introducción del Relator. En esa oportunidad el Relator hizo una exposición sobre el objeto del estudio del mencionado derecho y solicitó de los Miembros de la Comisión sus observaciones y comentarios al documento y a su Introducción, a fin de ser tenidas en cuenta en la preparación de un informe con conclusiones y recomendaciones que sería sometido a la consideración de la Entidad en próximos períodos de sesiones. Por otra parte, y como un estudio especializado dentro del tema, el Relator propuso que la Comisión considerara, con prioridad, el derecho de petición en el Sistema Interamericano y la forma como quedaría consagrado en la futura Convención Interamericana sobre Protección de Derechos Humanos, así como la práctica de presentar peticiones ante la Comisión y ofreció preparar un informe sobre el derecho de petición de acuerdo al Reglamente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. En consecuencia, se acordó que una vez que el Relator presentara sus informe la Comisión continuaría con el estudio del tema, tanto en la parte sustantiva como en el aspecto referente a la revisión de las disposiciones reglamentarias.

55. En el Vigésimo Período (diciembre de 1968), el Relator presentó el documento titulado "El Derecho de Petición -Revisión de las Disposiciones del Reglamento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos relatives a las comunicaciones"[20], que incluye los proyectos de artículos sustitutivos de los Artículos 37 a 58 del Reglamento de la Comisión,[21] referentes a comunicaciones o reclamaciones y una Introducción sobre el objeto del informe con sugerencias para la división de las propias disposiciones.

Sin embargo el Relator propuso que su Informe fuera considerado cuando los Miembros hubieran tenido tiempo de estudiarlo y presenter sus observaciones.[22]

56. En relación con este tema del derecho de petición, la Comisión también consideró en su Vigésimo Período el documento titulado "Observaciones al Reglamento de la Comisión",[23] preparado por el Dr. Mario Alzamora Valdéz en el cual se formulan sugerencias para la revisión del Reglamento. Pero el Dr. Alzamora, en apoyo de la opinión del Relator propuso que el examen de sus observaciones fuera pospuesto hasta que se llevara a cabo el estudio del Informe Preliminar (OEA/Ser.L/V/11.20, Doc. 22).

57. Por lo tanto, en el presente período de Sesiones se consideró la conveniencia de iniciar dentro del tema el derecho de petición la revisión de las disposiciones del Reglamento con base en el Informe Preliminar.

58. El Relator sugirió que la Comisión aplazara hasta el próximo período el estudio de esta materia en vista de que en septiembre de 1969 se reunirá en San José, Costa Rica, la Conferencia Especializada Interamericana que habrá de decidir sobre la aprobación y firma de una Convención Interamericana sobre Protección de Derechos Humanos, dentro de la cual se incluirá un capítulo sobre atribuciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en cuanto a comunicaciones o reclamaciones, y, por lo mismo, no sería aconsejable proceder a la revisión del Reglamento de la Comisión hasta que no se conozcan los resultados de dicha Conferencia. Asimismo, sugirió que la Comisión aplazara la consideración de las observaciones presentada por el Dr. Mario Alzamora Valdéz, por las propias razones.

59. Atendiendo a las circunstancias arriba anotadas, la Comisión hizo suya la proposición del Relator y acordó aplazar el estudio del Informe Preliminar preparado por el Relator y de las Observaciones presentadas por el Dr. Mario Alzamora Valdéz, hasta el próximo período de sesiones.

60. Sin perjuicio de este acuerdo consideró en la misma séptima sesión, el documento titulado "Proyecto de Proposiciones practicas acerca de la Tramitación de Denuncias sobre Violación de Derechos Humanos en Casos Individuales" (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 17), preparado por el Dr. Justino Jiménez de Aréchaga.

El Dr. Jiménez de Aréchaga, al hacer la presentación de su Proyecto, explicó que se trataba de normas que servirían para ayudar a la Presidencia y a la Secretaría para corregir algunos aspectos del trámite sobre comunicaciones o reclamaciones que habían sido objeto de observaciones en previos períodos, entretanto la Comisión podía proceder a una revisión de su Reglamento, a la luz de lo que decidiera la Conferencia Especializada Interamericana, tal como había propuesto el Relator del tema, Dr. Durward V. Sandifer.

Concretamente, el documento en cuestión comprende un análisis de los trámites seguidos por la Secretaría y la Presidencia de la Comisión en cuanto a las reclamaciones dirigidas a la Entidad, con la sugerencia de que en dicho trámite deben quedar comprendidas cuatro etapas diferentes y sucesivas, a saber: la recepción de la denuncia, la noticia al Gobierno involucrado, la calificación de la denuncia y la decisión final. Seguidamente se considera cada una de tales etapas y se formulan las observaciones pertinentes para la más conveniente aplicación de lo previsto en el Reglamento. Por último, se desprenden las Proposiciones Prácticas relativas al trámite en cuanto a acusar recibo a los reclamantes; comunicar a un gobierno una denuncia en casos individuales, especialmente los requisitos a seguir para que la Comisión pueda apreciar si se han agotado o no los recursos internos del Estado aludido en la reclamación y, la forma en que debería actuarse una vez que la Comisión acuerde prorrogar el plazo dentro del cual el gobierno requerido debe enviar la información solicitada, previsto en el Artículo 51 del Reglamento.

61. Luego de un estudio del referido Proyecto la Comisión, en la misma sesión, aprobó las Proposiciones Prácticas del Doc. 17-21 e instruyó a la Secretaría para que las aplicara, junto con el Reglamento, en el trámite de las denuncias sobre casos individuales de alegadas violaciones de los derechos humanos. Al mismo tiempo, dejó constancia de su felicitación al Dr. Jiménez de Aréchaga.

62. El texto de las Proposiciones Prácticas es el siguiente:

1. Al acusar recibo de una denuncia en casos individuales, la Secretaría hará saber a los denunciantes:

a. Si la denuncia ha sido aceptada, o definitivamente rechazada, o si debe ser complementada. En este último caso, se indicará concretamente en qué aspectos la denuncia debe ser complementada, transcribiendo integramente los Artículos 38 y 39 del Reglamento.

b. Que la Comisión no puede conocer en casos en los cuales no se hayan agotado previamente los recursos internos, y que procederá más adelante a calificar la denuncia para determinar si se ha cumplido ese extremo si se ha probado que el denunciante no ha dispuesto de ellos o no ha podido agotarlos. Si el denunciante no los hubiere suministrado, se le requerirá que presente los elementos probatorios que posea para acreditar el agotamiento de los recursos internos o que tales recursos le han sido vedados transcribiendo los Artículos 41 apartado 3ro y 54. Se acompañará a la nota un ejemplar del Estatuto y un ejemplar del Reglamento,de lo cual se dejará constania en la propia nota.

2. Al comunicar a un gobierno una denuncia en casos individuales, la Secretaría le hará saber:

a. Que la comunicación se libra en cumplimiento de lo dispuesto por el Artículo 42 del Reglamento, que se transcribirá integramente.

b. Que ello no importa reconocer la admisibilidad de la denuncia, por lo que establece el apartado 2o de dicho Artículo 42.

c. Que, continuando los procedimientos, la Comisión deberá proceder a calificar la denuncia según lo dispuesto en el Artículo 54, que se transcribiría.

d. Que, en consecuencia, será de la mayor importancia que, conjuntamente con la información relativa a los hechos, se suministre cualquier elemento de juicio que permita a la Comisión apreciar si se han agotado o no los recursos internos, ya que la Comisión solamente podrá conocer en el caso si tales recursos han sido previamente agotados o si se ha vedado el acceso a los mismos o si no ha existido la posibilidad de obtener el amparo de jueces independientes.

3. Toda vez que la Comisión resuelva prorrogar el plazo dentro del cual el gobierno requerido debe enviar la información solicitada, lo hará saber a dicho gobierno por nota, en la cual se transcribirá el Artículo 51 del Reglamento.

 

X. COMISIONES NACIONALES DE DERECHOS HUMANOS

63. Desde su primer período de sesiones, la Comisión consideró la conveniencia y posibilidades de establecer en cada país americano grupos de ciudadanos que por su devoción a la causa de los derechos humanos, su autoridad e independencia, constituyeran una ayuda y cooperación para la Entidad en el desarrollo de su mandato de promover el respeto de tales derechos y estimular su conciencia entre los pueblos de América.

Al efecto aprobó, en dicho período de sesiones (octubre de 1960) una Resolución[24] en la cual acordó solicitar o acoger la cooperación de organizaciones que existan en los diversos países americanos, que tengan interés en la promoción o protección de los derechos humanos; recomendar la constitución de Comités Nacionales de Derechos Humanos que cooperarán con la Comisión en la tarea de estimular la conciencia de los derechos humanos valiéndose de todos los medios culturales y educativos de que dispongan. A estos efectos, encomendó a sus miembros que establecieran los Comités Nacionales en sus respectivos países y a su Secretaría que obtuviera las informaciones necesarias sobre las personas e instituciones con las cuales la Comisión podría establecer relaciones de cooperación.

64. En el Tercer Período de Sesiones (octubre de 1962) la Secretaría presentó el documento titulado "Comités Nacionales de Derechos Humanos."[25] Dicho documento incluye una relación breve de los antecedentes del asunto (Parte I) y acuerdos tomados; las actividades de la Organización de las Naciones Unidas y su Comisión de Derechos Humanos para promover la formación de Comités Nacionales de Derechos Humanos (Parte II) y, por último, un examen de los aspectos importantes de las resoluciones de las Naciones Unidas y las funciones que les corresponden al tenor de las mismas, cuyos textos se acompañan, como anexos, del referido documento. De manera que el Informe de la Secretaría compiló toda la información disponible sobre la materia.

65. Sobre estas bases la Comisión aprobó, en el Cuarto Período de Sesiones (abril de 1962) unas Normas de Procedimiento sobre Comisiones Nacionales, invitando a personas representativas de los distintos países latinoamericanos a establecer en sus respectivos países Comités Nacionales de Derechos Humanos y se acordaba dirigirse a organizaciones existentes en los diversos países americanos y que tuvieran interés en la promoción o protección de los derechos humanos para informarles que la Comisión acogería la cooperación que puedan prestarle para el mejor cumplimiento de sus funciones. Además en dichas Normas se encargó a la Secretaría que obtuviera de la Secretaría de Estado de los Estados Unidos de América una lista de organizaciones o asociaciones sobre derechos humanos y que, con la ayuda del Dr. Durward V. Sandifer, procediera a hacer una selección de las más importantes a fin de dirigirse a las mismas en los términos contemplados más arriba y, que enviara a esas personas y asociaciones la Resolución de 24 de octubre de 1960, los documentos básicos y los estudios e informes pertinentes para mantenerlas informadas de los trabajos de la Comisión en la promoción de los derechos humanos.[26]

66. No obstante que tanto el Presidente como la Secretaría de la Comisión se dirigieron a varias personas e instituciones en los países americanos de acuerdo con las Normas de Procedimiento, no se obtuvieron en estas gestiones resultados positivos, pues la gran mayoría de los consultados no contestó o declinó prestar su colaboración.

67. Esta circunstancia motivó que la Secretaría, en el quinto Período de Sesiones (septiembre-octubre de 1962), sugiriera que la Comisión solicitara en adelante la cooperación de instituciones y asociaciones ya establecidas. La Comisión acogió dicha sugerencia y acordó que "en la sucesivo la Secretaría se dirija a entidades establecidas en el campo de los derechos humanos, para iniciar con aquéllas el intercambio de ideas e informaciones conducentes a una provechosa colaboración."[27] Por otra parte en el propio período de sesiones la Comisión tomó conocimiento de los esfuerzos de sus Miembros para establecer comisiones o comités de derechos humanos en sus propios países y de que tan sólo en Costa Rica y Venezuela se habían constituido los mismos y acordó continuar estimulando en esta forma la posibilidad de su establecimiento en otros países americanos.

68. Con posterioridad al Quinto Período de Sesiones la Comisión no pudo, por su deber de atender a otras tareas urgentes, como el examen de la situación de los derechos humanos en varios países americanos y su Programa General de Trabajo, continuar ocupándose en forma específica de las comisiones nacionales de derechos humanos. No obstante la Secretaría continuó recibiendo algunas solicitudes de instituciones dedicadas a la promoción de estos derechos, interesadas en establecer relaciones de cooperación con la Entidad. En tales casos, la Secretaría ha venido remitiendo a dichas instituciones información y documentación sobre el trabajo de la Comisión.

69. En el Vigésimo Período de Sesiones (diciembre de 1968), la Comisión acordó, -de conformidad con la sugerencia de la Secretaría, consignada en el documento básico sobre el Programa General de Trabajo presentado para estudiar la reestructuración del mismo-,[28] incorporar las comisiones nacionales de derechos humanos dentro del Programa General y posponer el examen del asunto hasta su Vigesimoprimer Período de Sesiones.

70. Con el objeto de facilitar la tarea de la Comisión la Secretaría preparó un memorándum[29] en el cual se recogen los antecedentes de las actividades de la Entidad en este campo y se presentan algunas sugerencias sobre el enfoque que podría darse al problema de las Comisiones Nacionales como parte del Programa General de Trabajo.

71. La Comisión consideró el tema en la sexta y octava sesiones del presente período, celebradas el 15 y 17 de abril, respectivamente, con base en el citado memorándum.

En la sexta sesión se estudió el problema en todos sus aspectos: en términos generales prevaleció el criterio de que la Comisión debería renovar sus esfuerzos para el establecimiento de las comisiones nacionales de derechos humanos si bien ajustando su Resolución de 24 de octubre de 1960 y las Normas de Procedimiento aprobadas en abril de 1962, a las actuales circunstancias y hacer un pronunciamiento ampliatorio de la Resolución arriba citada a fin de determinar la forma en que funcionarían y quedarían integradas dichas comisiones y si las mismas actuarían como asesoras de la Comisión o como asesoras de los gobiernos. Por otra parte, se consideró la poca facilidad de establecer comisiones nacionales en países como los Estados Unidos de América, en donde sería más aconsejable establecer relaciones de cooperación con las comisiones idóneas, ya existentes, y fortalecer las relaciones de cooperación con instituciones o asociaciones que ya estén actuando en el campo de la promoción de los derechos humanos. También se consideró la conveniencia de hacer un estudio de la Ley No. 4.319 de 16 de marzo de 1964, de los Estados Unidos del Brasíl, que creó el Consejo de Defensa de los Derechos Humanos ("Conselho de Defesa dos Direitos da Pessoa Humana: C.D.D.P.H.") y que por sus características podría servir de pauta para las futuras comisiones de derechos humanos en lo que respecta a su composición y competencia (OEA/Ser.L/V/II.21,Doc. 2).

72. Como resultado de estas consideraciones se propuso designar un relator para que estudiara la Ley 4.319, de referencia, y presentara en el propio período de sesiones un informe con las observaciones y recomendaciones pertinentes.

73. La Comisión aprobó la proposición mencionada y designó como relator al Dr. Justino Jiménez de Aréchaga.

En la octava sesión consideró el Informe del Relator titulado "Normas relativas a las atribuciones y organización de las Comisiones Nacionales" (OEA/Ser.L/V/11.21, Doc. 23), que incluye un proyecto de disposiciones sobre competencia de las futuras comisiones y su composición y funcionamiento.

En la propia sesión se formularon varias observaciones a las Normas propuestas, especialmente en la parte pertinente a las atribuciones que se otorgarían a las comisiones nacionales, tales como la de que incluirían atribuciones del Estatuto y del Reglamento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que ésta no podría delegar, ya que forman parte del mandato recibido de los órganos supremos de la Organización; que se establecería una relación desubordinación entre las comisiones nacionales y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, lo cual parecía inconveniente debido a las responsabilidades ulteriores que podría significar dicha subordinación y que, no parecía conveniente que las comisiones nacionales prestaran asistencia a las personas o asociaciones que elevaran ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos reclamaciones por alegadas violaciones de los derechos humanos.

Por su parte, el Relator manifestó que el objeto de darle a las comisiones nacionales el status propuesto en las Normas, de relativa subordinación a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ofrecería la ventaja de que dichas comisiones podrían desempeñar un papel efectivo y dinámico en favor de los derechos humanos en cada país americano. En cuanto a la función de asistencia a los reclamantes, indicó que la idea era la de concretar esta labor a informar a la entidad o persona sobre los requisitos de la reclamación, a fin de que pudiera presentarse la denuncia en la forma establecida en el Reglamento de la Comisión Interamericana.

74. En vista de las observaciones de referencia, la Comisión acordó continuar estudiando lo relativo a las comisiones nacionales en el próximo período de sesiones y postergar hasta entonces la consideración del proyecto de Normas del Doc. OEA/Ser.L/V/Il.21, Doc. 23.

XI. SEDE Y FECHA DEL VIGESIMOSEGUNDO PERIODO DE SESIONES

75. Atendiendo a la invitación del Gobierno de la República de Costa Rica, la Comisión acordó en su séptima sesión, celebrada el 16 de abril, llevar a cabo su Vigesimosegundo Período de Sesiones en la ciudad de San José, Costa Rica, del 10 al 20 de septiembre de 1969.

XII. COMUNICACION AL SENOR PRESIDENTE DEL CONSEJO DE LA
ORGANIZACION DE LOS ESTADOS AMERICANOS

76. Como en previos períodos de sesiones el Presidente de la Comisión, se dirigió, en fecha 18 de abril de 1969 al Presidente del Consejo de la OEA, haciendo de su conocimiento las actividades y acuerdos tomados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos durante su Vigesimoprimer Período de Sesiones.

(f) Gabino Fraga, Presidente
(f) Durward V. Sandifer, Vicepresidente
(f) Angela Acuña de Chacón
(f) Mario Alzamora Valdéz
(f) Manuel Bianchi
(f) Carlos A. Dunshee de Abranches
(f) Justino Jiménez de Aréchaga

ANEXO

 DOCUMENTOS DE LA COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
(OEA/Ser.L/V)

 

Número del Doc. Título
OEA/Ser.L/V/II.21 DOCUMENTOS DEL VIGESIMOPRIMER PERIODO DE SESIONES
Doc. 1 Lista de documentos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos registrados por la Secretaría hasta el 14 de mayo de 1969.
Doc. 2 Comités Nacionales de Derechos Humanos- Brasíl
Doc. 3 Rev. 2 Programas del Vigésimoprimer Período de Sesiones.
Doc. 4 Resumen de las comunicaciones recibidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos correspondientes al Vigésimoprimer Período de Sesiones.
Doc. 5 Comités Nacionales de Derechos Humanos (Memorándum preparado por la Secretaría).
Doc. 6 Informe sobre la situación de los derechos humanos en Haití (Aprobado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en la quinta sesión celebrada el 11 de abril de 1969).
Doc. 7 Normas para la elaboración del Informe Anual (Aprobado por la Comisión en la quinta sesión celebrada el 11 de abril de 1969).
Doc. 8 Relación de las comunicaciones en Trámite.
Doc. 9 Informe sometido por la Subcomisión a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
Doc. 10 Rev. Acta resumida de la primera sesión celebrada el 7 de abril de 1969.
Doc. 11 Rev. Acta resumida de la segunda sesión celebrada el 8 de abril de 1969.
Doc. 12 Informe del Presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en el Vigésimoprimer Período de Sesiones.
Doc. 13 Rev. Informe del Secretario Ejecutivo sobre las actividades de la Secretaría entre el Vigésimo y el Vigésimoprimer Período de Sesiones.
Doc. 14 Rev. Acta resumida de la tercera sesión celebrada el 9 de abril de 1969.
Doc. 15 Rev. Acta resumida de la cuarta sesión celebrada el 10 de abril de 1969.
Doc. 16 Fórmula sustitutiva de los Artículos 1o y 2o del Proyecto de Resolución del Doc. 25-20 (Presentado por el Dr. Justino Jiménez de Aréchaga).
Doc. 17 Proyecto de proposiciones prácticas acerca de la tramitación de denuncias sobre violación de derechos humanos en casos individuales (Presentado por el Dr. Justino Jiménez de Aréchaga).
Doc. 18 Rev. Acta resumida de la quinta sesión celebrada de el 11 de abril de 1969.
Doc. 19 Discurso pronunciado por el Presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Dr. Gabino Fraga, en la sesión especial del Consejo de la Organización de los Estados Americanos en homenaje a la memoria de don Rómulo Gallegos, celebrada el 9 de abril de 1969. 
Doc. 20 Informe del Relator sobre la solicitud de información transmitida al Gobierno de la República Argentina durante el Décimosexto Período de Sesiones (Comunicación 1461) (Presentado por el Dr. Justino Jiménez de Aréchaga).
Doc. 21 Informe sobre el Decreto-Ley 17.401 de la República Argentina (Presentado por el Dr. Mario AlzamoraValdéz).
Doc. 22 Rev. Acta resumida de la sexta sesión celebrada el 15 de abril de 1969.
Doc. 23 Normas relativas a las atribuciones y organización de las comisiones nacionales.
Doc. 24  Rev. Acta resumida de la séptima sesión celebrada el 16 de abril de 1969.
Doc. 25 Rev. Acta resumida de la octava sesión celebrada el 17 de abril de 1969.
Doc. 26 Los derechos humanos y el derecho de sufragio en América – Cuarto Informe (Preparado por el Prof. .Manuel Bianchi, Miembro de la Comisión).
Doc. 27 Informe sobre la labor desarrollada durante elVigésimoprimer Período de Sesiones (7 al 17 de abril de 1969)

 


[1]  OEA/Ser.G/IV, C-I-858 (español) Rev. 3, de 2 de octubre de 1968.

[2]  OEA/Ser.G/IV, C-I-871 (español) Rev. 3, de 12 de febrero de 1969.

[3]  El Artículo 39, inciso a) del Reglamento de la Comisión dice: “La Comisión no tramitará comunicación alguna que sea inadmissible por estar comprendida en uno o más de los siguientes casos: a. Que sea anónima, o esté redactada en terminus irrespetuosos u ofensivos.”

[4]  Nota del Embajador Representante del Gobierno de la República Argentina en el Consejo de la OEA, en los Archivos de la Comisión.

[5]  OEA/Ser.L/V/II.19, Doc. 30.

[6]  OEA/Ser.L/V/II.20, Doc. 33 Rev.

[7]  OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 33 Rev., citado.

[8]  OEA/Ser.L/V/II.20, Doc. 33 Rev, citado.

[9]  OEA/Ser.L/V/II.20, Doc. 33 Rev., citado.

[10]  Informe sobre la Labor Desarrollada en el Decimoctavo Período de Sesiones (OEA/Ser.L/V/II.19, Doc. 30).

[11]  OEA/Ser.L/V/II.20, Doc. 33 Rev., citado.

[12]  Idem.

[13]  OEA/Ser.L/V/II.20, Doc. 25.

[14]  OEA/Ser.L/V/II.20, Doc. 33 Rev, citado.

[15]  OEA/Ser.L/V/II.20, Doc. 8 (Original, ingles).

[16]  OEA/Ser.L/V/II.20, Doc. 33, Rev., citado.

[17]  OEA/Ser.L/V/II.5, Doc. 14 de 4 octubre de 1962; OEA/Ser.L/V/II.19, Doc. 29 de 17 de abril de 1968 (Segundo Informe); OEA/Ser.L/II.19, Doc. 35 de 23 de mayo de 1968 (Tercer Informe).

[18]  OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 26.

[19]  OEA/Ser.L/V/II.19, Doc. 2 Rev., original inglés.

[20]  OEA/Ser.L/V/II.20, Doc. 22, original ingles.

[21]  OEA/Ser.L/V/II.17, Doc. 20.

[22]  OEA/Ser.L/V/II.20, Doc. 33 Rev., citado.

[23]  OEA/Ser.L/V/II.20, Doc. 21.

[24]  Resolución de 24 de octubre de 1960: Informe sobre la Labor Desarrollada en el Primer Período de Sesiones (OEA/Ser.L/V/II.1, Doc. 31).

[25]  OEA/Ser.L/V/II.3, Doc. 2.

[26]  Informe sobre le Labor Desarrollada en el Cuarto Período de Sesiones (OEA/Ser.L/V/II.4, Doc. 34).

[27]  Informe sobre la Labor Desarrollada en el Quinto Período de Sesiones (OEA/Ser.L/V/II.5, Doc. 40).

[28]  OEA/Ser.L/V/II.20, Doc. 8, citado.

[29]  Comités Nacionales de Derechos Humanos (OEA/Ser.L/V/II.21, Doc. 5).

 


[ Base de Datos Interamericana de Derechos Humanos ]

Copyright © 1998 Center For Human Rights and Humanitarian Law All Rights Reserved