INFORME No. 1/91 - CASO 9999

CASO 9999

EL SALVADOR

13 de febrero de 1991

 

VISTOS:

1.   La denuncia recibida con fecha 7 de junio de 1988 seg�n la cual "Manuel Antonio Alfaro Carmona, 15 a�os, soltero, estudiante, capturado el 7 de noviembre de 1986, a las 12:00 horas en su casa de habitaci�n de Colonia Quint� N  2, Pasaje Nejapa, Casa N  16.  Captores soldados de Primera Brigada de Infanter�a.  La v�ctima fue vista en auto de Polic�a de Hacienda y en el cuartel de dicho cuerpo en San Salvador.  Contin�a desaparecido", fue transmitida al Gobierno de El Salvador solicitando informaci�n al respecto.

2.   La respuesta del Gobierno de El Salvador anexando un informe de la Comisi�n de Derechos Humanos (Gubernamental), que fuera transmitida al reclamante el 28 de noviembre de 1988, y seg�n la cual

Caso 9999.  Manuel Antonio Alfaro Carmona. La CDH tiene registrada denuncia, bajo la Ref. 1952-86, quien fue aprehendido el d�a 7 de noviembre de 1986, como a eso de la 1:00 de la madrugada en su casa de habitaci�n, ubicada en Colonia Quint� N  2, Pasaje, Nejapa, casa N 16, Acceso N, Apopa, por un grupo de sujetos uniformados color verde olivo y fuertemente armados, quienes se lo llevaron con rumbo desconocido.  El joven Alfaro Carmona era de 16 a�os de edad, soltero, ayudante de alba�il.  Esta Comisi�n realiz� diligencias de b�squeda, sin obtener ning�n resultado positivo sobre su localizaci�n hasta la fecha.

3.  La informaci�n adicional y observaciones del reclamante a la respuesta del Gobierno seg�n la cual

Manuel Antonio Alfaro Carmona, de 15 a�os de edad, estudiante, fue capturado el d�a 7 de noviembre de 1986, a la una y media de la madrugada, en su casa de habitaci�n en Colonia Chint� N  2, de Apopa, Departamento de San Salvador.  Seg�n el testimonio jurado de su madre Rosaelina Alfaro Hern�ndez, brindado en nuestras oficinas el d�a 30 de abril de 1987, la captura se efectu� por soldados uniformados, quienes se identificaron como efectivos de la Primera Brigada de Infanter�a de la Fuerza Armada, y se lo llevaron en un cami�n militar con rumbo desconocido.  En enero de 1987, la se�ora Alfaro Hern�ndez vio a su hijo en custodia de soldados de la Primera Brigada de Infanter�a, cuando �stos llevaban a cabo un cateo en la colonia; aunque lo ten�an con el rostro tilado y cubierto de un pa�uelo, tanto ella como otros vecinos lo reconocieron.  Unos quince d�as despu�s, la hermana de Alfaro Carmona lo vio en un veh�culo Cherokee, seguido por un cami�n de la Polic�a de Hacienda.  El 18 de abril de 1987, un hombre le manifest� a la hermana, que �l hab�a visto a Alfaro Carmona en el Cuartel Central de la Polic�a de Hacienda.  Este testimonio concuerda con el de otros testigos en los casos relacionados de Jos� Walter Ch�vez Palacios (Caso 10.001) y Wilfredo Najarro Vivas (Caso 10.000).  Sin embargo, la Polic�a de Hacienda, tanto como la Primera Brigada de Infanter�a negaron tener al joven.  Hasta la fecha se desconoce su paradero.

A pesar de tener informaci�n se�alando claramente a la Primera Brigada de Infanter�a y la Polic�a de Hacienda como responsa- bles en el hecho, el Gobierno de El Salvador no ha tomado pasos reales para esclarecer el paradero del joven.  En su respuesta en este caso, el Gobierno s�lo dice que "esta Comisi�n realiz� diligencias de b�squeda, sin obtener ning�n resultado positivo sobre su localizaci�n hasta la fecha".  No especifica qu� diligencias realizaron.

Consideramos que es importante ver la falta de acci�n del Gobierno en este caso en el marco de los casos de m�s de siete mil salvadore�os desaparecidos en lo que va de nueve a�os de guerra.  La falta de protecci�n a los derechos comprendidos en la Convenci�n Americana, espec�ficamenteen los Art�culos 4, 5, 6, 7 y 8, al no enjuiciar a  efectivos de la Fuerza Armada y Cuerpos de Seguridad se�alados como hechores en los cr�menes, ha creado el ambiente propicio para la pr�ctica permanente de este vil crimen de la "desaparici�n"; por lo tanto, consideramos que el Gobierno de El Salvador est  violando claramente sus obligaciones bajo el Art�culo 1 de la Convenci�n Americana, tanto como de los otros Art�culos mencionados arriba.

Ante esto, pedimos que la Comisi�n Interamericana de Derechos Humanos siga con la investigaci�n de este caso, y que condene al gobierno de El Salvador por su culpabilidad en este hecho.

4.  Que con fecha 11 de mayo de 1990 la Comisi�n de Derechos Humanos de El Salvador (Gubernamental) inform� que:

Esta Oficina, lleva registrado bajo el N  de Referencia 1542-Ac-86, diligencias sobre averiguar el paradero del joven Miguel Antonio Alfaro Carmona, de 16a�os de edad, soltero, ayudante de alba�il, con residencia en Colonia Chint� N  2, de Apopa, y quien el d�a 7 de noviembre de 1986, como a eso de la una de la madrugada, fue aprehendido por un grupo de sujetos uniformados de verde olivo y fuertemente armados,quienes se lo llevaron con rumbo desconocido, ignor�ndose a la fecha su paradero, a pesar de haberse realizado todas diligencias de b�squeda en los diversos Cuerpos de Seguridad.

5.  Que la Comisi�n adopt� el Informe N  5/90 sobre este caso en el curso de su 77  Per�odo de Sesiones, el cual fue remitido al Gobierno de El Salvador y al reclamante para que realizaran las observaciones que estimaran pertinentes, en el plazo de sesenta d�as a partir del 29 de mayo de 1990, fecha de la remisi�n, indicando que si no se formulaban observaciones, el Informe ser�a publicado en el Informe Anual que la Comisi�n rinde a la Asamblea General.

CONSIDERANDO:

1.  Que se encuentran suficientemente especificados el nombre de la v�ctima, lugar y fecha de su arresto y responsables que lo habr�an ejecutado, por lo que la denuncia re�ne los requisitos formales de admisibilidad.

2.  Que el asunto, por su naturaleza, no es susceptible de una soluci�n amistosa.

3.  Que de las constancias proporcionadas por el reclamante surge que el joven Manuel Antonio Alfaro Carmona fue detenido por un numeroso grupo de personal militar que se identific� como perteneciente a la Primera Brigada de Infanter�a, que luego fue visto en poder de la Polic�a de Hacienda y que desde su detenci�n el 7 de noviembre de 1986 no se ha vuelto a saber acerca de su paradero.

4.  Que se han realizado numerosas gestiones para encontrar al afectado, sin que ninguna de tales gestiones haya dado resultados positivos.

5.  Que la respuesta de la Comisi�n de Derechos Humanos (Gubernamental) de El Salvador se limita a se�alar que el joven Alfaro Carmona no se encuentra detenido, sin informar que se hayan realizado gestiones que permitan esclarecer las circunstancias de un hecho tan notorio como es el allanamiento de viviendas a las 12:00 horas en la colonia Chint� N  2 por parte de un numeroso grupo de soldados, a fin de proceder a identificarlos y dar con el paradero del detenido.

6.  Que es obligaci�n del Estado salvadore�o investigar de manera exhaustiva una denuncia tan grave como es el arresto y posterior desaparici�n de un joven de s�lo 15 a�os a fin de proteger su libertad e integridad personal y su derecho a la vida.

7.  Que la insuficiencia de las respuestas proporcionadas por el Gobierno a la Comisi�n contribuyen a conceder verosimilitud a las afirmaciones del reclamante y demuestra que no se ha procedido a investigar la denuncia formulada con la diligencia que el caso exige.

8.  Que el Gobierno de El Salvador no ha formulado observaciones al Informe que le fuera remitido con fecha 29 de mayo de 1990.

9.  Que el hecho denunciado constituye una violaci�n de los derechos a la libertad personal, a la integridad personal y a la vida, reconocidos por los Art�culos 7, 5 y 4 respectivamente de la Convenci�n Americana sobre Derechos Humanos, as� como una falta a su deber de garantizar el libre y pleno ejercicio de tales derechos como lo prescribe el art�culo 1.1 de la Convenci�n, de la cual El Salvador es Estado parte, agravado en este caso por tratarse la v�ctima de un menor de 15 a�os, cuya protecci�n especial impone el Art�culo 19 de la referida Convenci�n.

10.  Que la Asamblea General de la Organizaci�n de los Estados Americanos declar� en su Resoluci�n AG/RES. 666 (XIII-O/83) que la desaparici�n forzada de personas es una afrenta para la conciencia del hemisferio y constituye un crimen de lesa humanidad.

En vista de lo cual,

LA COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS,

RESUELVE:

1.  Declarar que el Gobierno de El Salvador es responsable de la violaci�n al derecho a la libertad personal, a la integridad personal y a la vida de Manuel Antonio Alfaro Carmona, de quince a�os de edad, a trav�s de los actos de sus agentes que lo detuvieron en su domicilio el 7 de noviembre de 1986 y que se encuentra desaparecido hasta la fecha, lo cual configura una violaci�n a los Art�culos 4 y 7 de la Convenci�n Americana sobre Derechos Humanos, de la cual El Salvador es Estado parte.

2.  Invitar al Gobierno de El Salvador acepte la jurisdicci�n de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso espec�fico objeto de este informe.

3.  Recomendar al Gobierno una exhaustiva investigaci�n sobre los hechos a fin de esclarecer las circunstancias, en especial el paradero de Manuel Antonio Alfaro Carmona, identificar a los responsables y someterlos a la justicia.

4.  Publicar este Informe en el Informe Anual a la Asamblea General, a los fines del Art�culo 18 e. del Estatuto de la Comisi�n.