RESOLUCION Nº 28/86

CASO 9190 (JAMAICA)

16 de abril de 1986

ANTECEDENTES;

  1. Con fecha 17 de junio de 1983, el señor Wesley Cuthbert, ciudadano jamaiquino actuando en representación propia, presentó una comunicación a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en la que afirmó que el 11 de junio de 1978 fue detenido por la policía bajo sospecha de que en la misma fecha y en la parroquia de St. Andrew, había asesinado a su mujer, Claudette, su hijo Dale, de dos años y medio de edad, y el sobrino de su mujer, Christopher Jackson, de 7 años de edad, de cuyos crímenes asegura no tener conocimiento alguno. El 21 de mayo de 1979 fue juzgado en el Tribunal Local de Circuito (Home Circuit Court) de Kingston, Jamaica, que lo halló culpable y lo sentenció a muerte el 7 de junio de 1979. También le informó a la Comisión que había perdido la apelación presentada contra los fallos de culpabilidad y las sentencias, con fecha 31 de julio de 1981. El señor Cuthbert se queja de que el juicio no fue imparcial y de que fue víctima de una injusticia.

  2. Consciente de las posibles dificultades que pudieran interponersele al demandante para satisfacer los requisitos del Reglamento, debido a que el señor Cuthbert presuntamente no obtuvo de un juicio imparcial y se quejó de irregularidades en la investigación policiaca y en el propio juicio que resultó en su sentencia de muerte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, conforme al artículo 48 de su Reglamento, solicitó mediante nota del 3 de octubre de 1983, que el Gobierno de Jamaica proporcionara copia de los autos de los juicios que se le celebraron a Wesley Cuthbert en el Tribunal Criminal así como en el Tribunal de Apelaciones, a la vez que cualquier información para verificar no solamente el fundamento y justificación jurídicos de los alegatos contenidos en el escrito de acusación, sino también para determinar si se aplicaron debidamente y agotaron los procedimientos y recursos judiciales internos del país. Mediante carta de la misma fecha, se le comunicó al demandante que se habla formulado dicha solicitud

  3. El Gobierno de Jamaica, mediante nota No. 6/80/1 del 6 de marzo de 1984, respondió a la petición de la Comisión y proporcionó una copia de los autos, en cuatro volúmenes, del Tribunal de Circuito de Kingston, así como de los fundamentos del fallo del Tribunal de Apelaciones, del Tribunal Supreso de lo Criminal No. 114/79, y copia de dos declaraciones formuladas a la policía por el demandante el 12 de junio de 1978.

  4. Mediante nota del 19 de marzo de 1984, la Comisión acusó recibo de estos documentos al Gobierno de Jamaica y se lo comunicó al demandante.

CONSIDERANDO:

  1. Que la información y documentación presentada a la Comisión indican que se han agotado todos los recursos jurídicos internos y que no están presentes ninguna de las condiciones de inadmisibilidad establecidas en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, motivo por el cual no hay razón para no declarar admisible el presente caso.

  2. Que el caso de Wesley Cuthbert fue considerado por el Tribunal de Apelaciones en las fechas el 2 el 5 de junio, 31 de julio y 21 de septiembre de 1981.

  3. Que el examen de los autos del Tribunal Local de Circuito (Home Circuit Court) y del Tribunal de Apelaciones, así como del juicio de Wesley Cuthbert y la revisión de su caso muestran que se observaron las normas del procedimiento criminal y que el demandante obtuvo un juicio imparcial.

  4. Que durante los juicios que se le siguieron, Wesley Cuthbert tuvo un abogado defensor.

  5. Que los documentos presentados a la Comisión muestran que se cumplieron los requisitos del proceso judicial regular, y

  6. Que la Comisión, mediante nota del 7 de junio de 1984, reiteró su petición de que el Gobierno de Jamaica, conforme al espíritu del artículo 4 (3) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, así como por razones humanitarias, considerara la conmutación de pena de muerte y tomara medidas adecuadas y concretes para abolir la pena de muerte, tal como se ha hecho en varios países,

LA COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS,

RESUELVE:

  1. Declarar que no hay pruebas de las presuntas contravenciones de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, según lo ha alegado el demandante.

  2. Comunicarle esta resolución al Gobierno de Jamaica y al demandante.

  3. Recomendarle al Gobierno de Jamaica que suspenda la ejecución de las personas que hayan sido sentenciadas a muerte, otorgue la conmutación de la sentencia de Wesley Cuthbert y considere la abolición de la pena de muerte.