RESOLUCION N 17/86

CASO 9344 (Nicaragua)

16 de abril de 1986

VISTO:

  1. La denuncia recibida en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con fecha 9 de abril de 1984, según la cual;

    Aristides López Huerta de 25 años de edad, casado, agricultor y domiciliado en la Comarca El Cedro, en el departamento de Jinotega, fue detenido en su casa de habitación el 18 de diciembre de 1983 y trasladado el Bocay, en el mismo departamento. Se lo llevaron a bordo de un camión IFA y hay dos testigos de su detención. Hasta la fecha se desconoce su paradero.

  2. La tranamisión de las partes pertinentes de dicha denuncia al Gobierno de Nicaragua, mediante nota de fecha 18 de junio de 1984, solicitándole que suministre la información que considerase oportuna, así como cualquier elemento de juicio que permitiese apreciar si en el caso materin de la presente solicitud se habían agotado los recursos de la juriodicción interna.

  3. La comunicación de fecha 30 de enero de 1985 en la cual se reiteraba la solicitud de información de fecha 18 de junio de 1984.

  4. La reiteración de solicilud de información formulada por nota de 27 de febrero de 1986, en la cual se manifiesta el Gobierno de Nicaragua que de no suniniatrar tal información dentro de un plazo de 30 días en aplicación del artículo 42 del Reglamento, se presumirán verdaderos los hechos denunciados.

CONSIDERANDO:

  1. Que el Gobierno de Nicaragua no ha respondido a las solicitudes de información formuladas por la Comisión, con relación al presente caso y que además se han agotado los requisitos de la jurisdicción interna.

  2. Que los hechos materia de la denuncia, por su naturaleza, no permiten que se aplique en este caso el procedimiento de solución amistosa.

  3. Que el Artículo 42 del Reglamento de la Comisión establece lo siguiente:

    Se presumirán verdaderos los hechos relatados en la petición y cuyas partes pertinentes hayan sido transmitidas al Gobierno del Estado aludido si, en el plazo máximo fijado por la Comisión de conformidad con el Artículo 34, párrafo 5, dicho Gobierno no suninistrare la información correspondiente, siempre y cuando de otros elementos de convicción no resultare una conclusión diversa.

  4. Que el Gobierno de Nicaragua, además de no haber respondido a las reiteradas solicitudes de informes, tampoco ha permitido que un miembro de la Comisión y un funcionario de la Secretaria se trasladaran a ese país para aclarar ciertos aspectos relacionados con eate caso, según lo dispuesto por el artículo 48.1. d de la Convención Americana sobre Derechos Humanos de la cual Nicaragua es Estado Parte.

  5. Que en sus observacionen a la Resolución 17/8ó el Gobierno de Nicaragua afirmd que el señor Arístides López Huerta no había sido detenido ni existían restricciones para su movilización en el país, agregando que:

    Todo parece indicar que los datos proporcionados por los denunciantes, no corresponden a la realidad. Es oportuno señalar a la Honorable Comisión que los lugares donde se afirma fue detenida la person mencionada, son zonas en las que entran y salen bandas contrarrevolucionarias y en las que existe un clima de peligro y movilidad propio de las zones de guarra. En tales zonas, en las que el atraso es mas notorio, no se cuenta siquiera con un censo poblacional. Las anteriores circunstancias dificultaron la obtención de información en forma ágil.

  6. Que las observaciones del Gobierno conatituyen un respuesta de tipo general que no se refiere a las precisiones sobre los hechos proporcionadas por el denunciante, por lo cual la Comisión estima que esas observaciones no desvirtúan las conclusiones a que ella arribara en la Resolución 17/86.

  7. Que la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos declaró por Resolución 666 (XIII-0/83) que "La practica de la desaparición forzada de personas en América es una afrenta a la conciencia del Hemisferio y constituye un crimen de lesa humanidad".

En vista de lo cual,

LA COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMAMOS,

RESUELVE:

  1. Considerar verdaderos los hechos denunciados en la comunicación de 9 de abril de 1984 relacionados con la detención y posterior desaparición del señor Arístides López Huerta.

  2. Declarar que el Gobierno de Nicragua ha violado el derecho a la liberlad personal (Artículo 7) y el derecho a la vida (Artículo 4) consagrados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos de la cual Nicaragua es Estado Parte.

  3. Recomendar al Gobierno de Nicaragua que disponga una exhaustiva investigación de los hechos denunciados para identificar a los responsables, los someta a la justicia a fin de que reciban las sanciones legales correspondientes y adopte la medidas necesarias para que tan graves hechos no se repitan.

  4. Confirmar la Resolución 17/86, incluirla en su Informe Anual, de conformidad con el Artfculo 63 inciso II del Reglamento de la Comisión, y comunicarla al reclamante.