RESOLUCION No. 30/81

CASO 7378 (GUATEMALA)

25 de junio de 1981

ANTECEDENTES:

  1. En comunicaci�n de 19 de junio de 1980, se denunci� a la Comisi�n Interamericana de Derechos Humanos lo siguiente:

E1 d�a 20 de diciembre de 1979 fue virtualmente secuestrado el padre Carlos Stetter, P�rroco de la regi�n de Ixc�n, cuando aterrizaba en el aeropuerto de la ciudad de Huehuetenango en la avioneta en la que regularmente transportaba enfermos, as� como medicinas y materiales de construcci�n.

Pocas horas antes de su expulsi�n, las autoridades negaron toda informaci�n sobre su paradero, tanto a miembros de la Jefatura Eclesi�stica como a Diplom�ticos Alemanes, violando con esto, preceptos constitucionales y Convenios Bilaterales entre la Rep�blica Federal de Alemania y nuestro pa�s.

Seg�n resoluci�n de la Direcci�n General de Migraci�n, de fecha 12 de diciembre (la cual no le fue notificada sino hasta el d�a que fuera arbitrariamente capturado y expulsado del pa�s), fue conducido por hombres vestidos de particular y armados hasta Valle Nuevo, frontera con E1 Salvador, sin haberle dado oportunidad de recoger sus pertenencias ni de comunicarse con sus superiores y Embajador.

E1 Padre Carlos Stetter, naci� en Alemania, Jagst, Allwangen, el 9 de marzo de 1941, orden�ndose sacerdote el l0 de julio de 1966. LLeg� a Guatemala en 1971, obteniendo posteriormente la residencia, despu�s de llenar todos los tr�mites que exige la Ley.

En sus primeros 5 a�os, ejerci� el ministerio sacerdotal en la comunidad de CANTEL, departamento de Quezaltenango. Como parte de su labor religiosa en ese lugar se recuerda: Que unific� el trabajo de la Cl�nica Parroquial Estatal, construy� los templos de la Estancia y Xecam, erigi� una Cl�nica m�dica, colabor� con la formaci�n de cooperativas, prest� ayuda para la introducci�n de la energ�a el�ctrica de Xecam, sostuvo la escuela parroquial, y prest� valiosa ayuda al deporte.

En Quetzaltenango fund� la Radio Fraternidad y siendo adem�s radioaficionado, fue de los primeros en comunicar al extranjero la tragedia sufrida por el pueblo de Guatemala en el terremoto de 1976. Inmediatamente despu�s del terremoto, colabor� en la organizaci�n de la Operaci�n Fraternidad en la que trabajaron m�s de 1,000 personas y habiendo viajado a Alemania, obtuvo fondos con los cuales se construyeron m�s de 2,500 viviendas en las poblaciones de Santa Cruz Balanya, Patz�n Patzicia, Tecp�n y San Juan Comalapa.

A ra�z de la muerte del Padre Guillermo Woods (muerte que hasta la fecha no ha sido esclarecida), el padre Stetter pidi� su traslado a la regi�n de Ixc�n,que tiene 12,600 habitantes, por sentir que era uno de los lugares m�s abandonados y porque la gente constantemente ped�a un sacerdote.

En Ixc�n desarroll� cooperativas, en avioneta transport� enfermos del lugar, as� como medicinas y materiales de construcci�n. Organiz� grupos de catequistas y delegados de la palabra. Y entendiendo a plenitud su ministerio, di� los prirneros pasos para la construcci�n de una escuela por solicitud de la misma gente, la fundaci�n de una radiodifusora y una cl�nica. Obras que han quedado inconclusas debido a su expulsi�n.

La Di�cesis de Huehuetenango, lugar donde el padre Stetter trabajaba, que siempre se hab�a caracterizado por ser uno de los departamentos m�s transquilos del pa�s, no ha escapado a la ola de represi�n que vive el pueblo de Guatemala, ya que escasamente en los �ltimos meses han sido sacudidos por el asesinato del dirigente sindical Mario Mujia C�rdova, quien en el pasado trabaj� en proyectos de la Di�cesis y en la regi�n de Ixc�n; el brutal atentado contra la se�ora Leticia Ch�vez de Rodr�guez, trabajadora del hospital nacional de Huehuetenango y madre de un religioso guatemalteco, quien a consecuencia del atentado perdi� un brazo y su vida a�n se encuentra en peligro; tambi�n han sido innumerables las denuncias de los campesinos sobre todo en la regi�n de Ixc�n, del secuestro de sus dirigentes locales, cooperativitstas, catequistas, y delegados de la palabra. Adem�s han aparacido listas de personas amenazadas.

La expulsi�n del padre Stetter se ha unido a otros hechos como la expulsi�n de la Hermana Raymunda Alonso Queralt y el asesinato del Padre Herm�genes L�pez, que han golpeado directamente a la iglesia de Guatemala.

Existe adem�s una lista de m�s de veinte religiosos extranjeros que se pretende expulsar de Guatemala. A algunos religiosos que residen en Guatemala desde hace varios a�os, se les ha renovado la visa temporal para permanecer en el pa�s �nicamente por seis meses improrrogables, sin justificaci�n alguna.

En el presente caso, al sacerdote Carlos Stetter se le hizo la vaga acusaci�n de ser "extranjero indeseable", sin decir por qu� y de "haber violado las leyes del pa�s" sin decir cuales.

Posteriormente se le expuls� del pa�s sin haber sido siquiera o�do, violando el Art�culo 53 de la Constituci�n que establece: Nadie podr� ser condenado sin haber sido citado, o�do y vencido en proceso legal.

E1 Padre Stetter fue detenido sin haber cometido delito o falta alguna, por lo que sus captores son responsables de violar el Art�culo 45 que establece que "todo ciudadano tiene derecho hacer lo que la ley no prohibe". Son por consiguiente, sus captores y quienes lo expulsaron, los responsables de violaciones a la ley, habiendo cometido el delito de secuestro (Art�culo 201 del C�digo Penal) y tambi�n el delito de abuso de autoridad (Art�culo 418 del C�digo Penal)".

  1. La Comisi�n, en nota de 25 de junio de 1980, transmiti� al Gobierno de Guatemala las partes pertinentes de esta denuncia, solicit�ndole que suministrase la informaci�ncorrespondiente.

  2. En notas de 16 de diciembre de 1980 y 20 de abril de 1981, la Comisi�n se dirigi� nuevamente al Gobierno de Guatemala, reiter�ndole el pedido de informaci�n.



CONSIDERANDO:

  1. Que hasta la fecha el Gobierno de Guatemala no ha respondido a las mencionadas solicitudes de informaci�n de la Comisi�n;

  2. Que el Art�culo 39 del Reglamento establece lo siguiente:

Art�culo 39

  1. Se presumir�n verdaderos los hechos relatados en la petici�n y cuyas partes pertinentes hayan sido transmitidas al Gobierno del Estado aludido si, en el plazo m�ximo fijado por la Comisi�n de conformidad con el Art�culo 31, p�rrafo 5, dicho Gobierno no suministrare la informaci�n correspondiente, siempre y cuando de otros elementos de convicci�n no resultare una conclusi�n diversa.

LA COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS,

RESUELVE:

  1. Con fundamento en el Art�culo 39 del Reglamento, presumir verdaderos los hechos denunciados en la comunicaci�n del 19 de junio de 1980 relativos a la detenci�n arbitraria y posterior expulsi�n del pa�s del Padre Carlos Stetter.

  2. Declarar que el Gobierno de Guatemala viol� los Art�culos 7 (Derecho a la Libertad Personal), 8 (Garant�as Judiciales), 22 (Derecho de Circulaci�n y Residencia) y, 25

  3. (Protecci�n Judicial), de la Convenci�n Americana sobre Derechos Humanos.

  4. Recomendar al Gobierno de Guatemala: a) que se le permita al Padre Carlos Stetter reingresar al territorio de Guatemala y volver a residir en este pa�s, si as� lo deseare; b) que investigue los hechos denunciados y sancione a los responsables de los mismos y, c) que informe a la Comisi�n dentro de un plazo de 60 d�as, sobre las medidas tomadas para poner en pr�ctica estas recomendaciones.

  5. Comunicar esta Resoluci�n al Gobierno de Guatemala y a los denunciantes.

  6. Incluir esta Resoluci�n en el Informe Anual de la Comisi�n a la Asamblea General de la Organizaci�n de los Estados Americanos de conformidad con el Art�culo 18 inciso (f) del Estatuto y Art�culo 59 inciso (g) del Reglamento de la Comisi�n.

Nota:

E1 Dr. Francisco Bertrand Galindo se excus� de conocer y decidir en este caso y expres� que lo hac�a por cuanto estaba radicado en Guatemala cuando se dice que ocurrieron los hechos que lo motivan.