Caso 1992 (Haiti)

LA COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS,

CONSIDERANDO:

Que en comunicación de 6 de diciembre de 1975, se denunció lo siguiente:

"i. Que el 19 de mayo de 1974, en Port-au-Prince, fue detenido por autoridades estatales el señor Marc Romulus, y que se encuentra detenido en condiciones inhumanas en Fort-Dimanche, Port-au-Prince, Haití. "

"ii. Que desde el día de su detención (1 año y 6 meses), no ha tenido proceso ni abogado defensor, y permanece sin poder comunicarse con su familia o religiosos. "

Que 1a Comisión, en nota de 12 de enero de 1976, transmitió al Gobierno de Haití las partes pertinentes de la denuncia y le solicitó la información correspondiente (de acuerdo con el Artículo 42 del Reglamento);

Que el Gobierno, por nota de 29 de enero de 1976, respondió a la solicitud de la Comisión en los términos siguientes:

"Me complazco en acusar recibo de vuestra comunicación No 1992, de fecha 12 de enero de 1976, que contiene copia de una comunicación dirigida a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos relativa a la eventual encarcelación de Marc Romulus.

"Una vez más le advierto a V.E. precaverse contra las denuncias que carecen de fundamento alguno y que se refieren a personas desconocidas en Haití".

Que, por carta de fecha 1o de septiembre de 1976, el reclamante adicionó datos personales sobre Marc Romulus, señalando que un mes después de su arresto, la policía fue a la casa de sus padres en busca de alguna ropa para llevarla al detenido;

Que la Comisión,en su 39o período de sesiones, acordó:

Comunicar al Gobierno las observaciones transmitidas por los reclamantes.

Que la Comisión, por nota de 8 de febrero de 1977, comunicó al Gobierno el acuerdo anterior, expresándole al mismo tiempo la necesidad de disponer de la informacion solicitada a la brevedad posible.

Que el Gobierno, en nota de 24 de febrero de 1977, contestó en los términos siguientes:

"En cuanto a vuestra referencia a vuestras notas de 12 de enero de 1976 y 8 de febrero de 1977, tengo el honor de poner en vuestro conocimiento que los nombres de Marc Romulus y Dieudonné Auguste, arrestados y encarcelados por las autoridades haitianas, son dos terroristas impenitentes, responsables de la muerte de muchos campesinos y del incendio de sus viviendas.

Tales sujetos, apóstoles de la violencia, representan verdaderos peligros para las familias, en medio de las cuales han sembrado el pánico y la desolación.

"Tengo, sin embargo, el agrado de informar a V. E. que, según las instrucciones del Presidente por Vida de la Nación, los expedientes de todas las personas presas serán reexaminados por las autoridades judiciales y que las mismas se encuentran en vías de preparar un informe detallado sobre la cuestión y lo que en consecuencia sea oportuno disponer".

Que el Artículo 51, 1) del Reglamento de la Comisión establece lo siguiente:

"Se presumirán verdaderos los hechos sobre los cuales se ha solicitado información si en el plazo de ciento ochenta días desde la fecha en que se solicitó la información correspondiente al Gobierno aludido, éste no suministrare la información correspondiente, siempre y cuando la improcedencia de los hechos denunciados no resultare de otros elementos".

Que el Gobierno de Haití negó en su primera respuesta a la Comisión que el señor Marc Romulus estuviera detenido;

Que posteriormente el Gobierno de Haití reconoció que dicho señor sí estaba detenido, pero el mismo Gobierno no ha negado que el detenido ha estado incomunicado, sin que fuera sometido a proceso judicial, por un período de más de dos años.

RESUELVE:

1. Por aplicación del Artículo 51, 1) del Reglamento, presumir verdadero que desde el día de su detención, el 19 de mayo de 1974, el señor Marc Romulus no ha tenido proceso ni abogado defensor, y permanece sin poder comunicarse con su familia o con religiosos.

2. Observar al Gobierno de Haití que tales hechos configuran gravísimas violaciones a la libertad y a la seguridad e integridad de la persona (Art. I de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre); al derecho de justicia (Art. XVIII), al derecho de protección contra la detención arbitraria (Art. XXV), y al derecho a proceso regular (Art. XXVI).

3. Recomendar al Gobierno de Haití poner en libertad inmediatamente al detenido o someterle al proceso judicial regular.

4. Solicitar al Gobierno sancionar, de acuerdo con las leyes haitianas, a los responsables de los hechos denunciados, medida que deberá ser comunicada a esta Comisión dentro de un plazo de 60 días.

5. Comunicar esta Resolución al Gobierno de Haití y a los denunciantes.

6. Incluir esta Resolución en su Informe Anual a la Asamblea General de la Organización (Art. 9 (bis), inc. c., iii. del Estatuto).

Aprobada en sesión 539a de 27 de mayo de 1977 (41o Período de Sesiones) y transmitida al Gobierno de Haití el 22 de septiembre de 1977.