Caso 1802 (Paraguay)

LA COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS,

CONSIDERANDO:

Que en comunicación de 1 de marzo de 1974, se denunció la persecución de la tribu "Aché" del Paraguay, incluyendo el asesinato de numerosos indios y la venta de niños; la negación de atención médica y medicinas durante epidemias; malos tratos y tortura; condiciones de trabajo inhumanas; Así como hechos tendientes a destruir su cultura;

Que mediante notas de fecha 8 de abril, 3 de junio y 17 de diciembre de 1974, la Comisión solicitó del Gobierno del Paraguay la información correspondiente a esta denuncia;

Que el Gobierno del Paraguay nunca ha respondido a esta solicitud;

Que en su trigésimoquinto período de sesiones (mayo de 1975) adoptó un Acuerdo sobre el presente caso, en el cual aceptó provisionalmente la conclusión de que "la política del Gobierno del Paraguay no es una política de genocidio de los Indígenas Aché, sino una política orientada a promover la asimilación y ofrecer protección dentro de las posibilidades de recursos limitados, habiéndose establecido la 'Colonia Nacional Guayakí en 1960. Esta conclusión preliminar no excluye la preocupación sobre la posibilidad de abusos por particulares en regiones remotas del territorio del Paraguay". Asimismo, aceptó provisionalmente la conclusión de que "la administración de la Colonia Nacional Guayakí lleva a cabo una labor humanitaria desde septiembre de 1972". Pero, por otra parte, manifestó su preocupación por la situación de los niños Aché, así como por las condiciones de trabajo a que habían sido sometidos un número de esa tribu; Que concluyó su Acuerdo, reiterando al Gobierno del Paraguay los pedidos de información arriba citados. Esta decisión fue cumplida por nota de 18 de agosto de 1975, la cual tampoco mereció respuesta alguna del Gobierno del Paraguay;

Que el Artículo 51, 1) del Reglamento de la Comisión establece lo siguiente:

1. Se presumirán verdaderos los hechos sobre los cuales se ha solicitado información si en el plazo de ciento ochenta días desde la fecha en que se solicitó la información correspondiente al Gobierno aludido, éste no suministrare la información correspondiente, siempre y cuando la improcedencia de los hechos denunciados no resultare de otros elementos de convicción.

RESUELVE:

1. Por aplicación del Artículo 51, 1) del Reglamento presumir verdaderos los hechos materia de la denuncia;

2. Observar al Gobierno del Paraguay que tales hechos configuran gravísimas violaciones al derecho a la vida, a la libertad, a la seguridad e integridad de la persona (Art. I de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre); al derecho a la constitución y a la protección de la familia (Art.VI); al derecho a la preservación de la salud y al bienestar (Art.XI); derecho al trabajo y a una justa retribución (Art. XIV); y al derecho al descanso y a su aprovechamiento (Art. XV);

3. Recomendar al Gobierno del Paraguay adoptar enérgicas medidas para proteger de una manera efectiva los derechos de la tribu Aché;

4. Solicitar al Gobierno sancionar, de acuerdo con las leyes paraguayas, a los responsables de los hechos denunciados;

5. Solicitar al Gobierno comunicar a la Comisión las medidas adoptadas para cumplir con esta Resolución, dentro de un plazo de 60 días;

6. Comunicar esta Resolución al Gobierno del Paraguay y a los denunciantes;

7. Incluir esta Resolución en su Informe Anual a la Asamblea General de la Organización (Art. 9 (bis), inc. c, iii. del Estatuto).

Aprobada en sesion 539 a de 27 de mayo de 1977 (41o Período de Sesiones) y transmitida al Gobierno de Paraguay el 27 de mayo de 1977.