CASO 1689 (Chile)

Caso 1689, de 17 de agosto de 1970, en el cual se denuncian torturas y otros atropellos a presos políticos y comunes en Chile, presuntamente ocurridos entre 1967 y 1970. Se informa además que estos hechos dieron lugar a que 101 abogados, colegiados en Santiago, hicieran ante la Corte Suprema de Justicia de Chile una presentación de protesta. Finalmente el peticionario solicitó que se examinara su caso individual, pues había sido injustamente condenado a pena privativa de la libertad y se hallaba cumpliendo condena.

La Comisión ha venido considerando esta comunicación desde su vigesimocuarto período (octubre de 1970) en el cual se acordó declarar inadmisible la parte de la misma en lo referente a la situación legal del reclamante, conforme a los acápitea b) y c) del Artículo 39 del Reglamento y posponer el examen de la parte pertinente a la situación de los presos políticos y comunes en Chile, hasta contar con la copia de la presentación elevada a la Corte Suprema por los abogados colegiados en Santiago.

En el vigesimoquinto período (marzo de 1971) la Comisión acordó solicitar directamente del Gobierno de Chile la copia del memorial de los abogados colegiados, ajustándose al trámite previsto en los Artículos 42 y 44 del Reglamento. En tal sentido se dirigió a dicho Gobierno en nota de 10 de mayo de ese año.

En el vigesimoséptimo período de sesiones (febrero-marzo de 1972) se acordó reiterar al Gobierno de Chile el envío de las informaciones solicitadas otorgando una prórroga de 90 días a1 plazo del Artículo 51 del Reglamento. En tal sentido se dirigió al citado Gobierno en nota de 30 de marzo de 1972. Vencida dicha prórroga sin respuesta por parte del Gobierno de Chile la Comisión acordó en su vigesimonoveno período (octubre de 1972), en aplicación del Artículo 51 del Reglamento, presumir verdaderos los hechos denunciados en esta comunicación y tener en cuenta la misma en la preparación del informe anual a la Asamblea General de la Organización.

E1 Gobierno de Chile, en nota de 27 de dieiembre de 1972, dio respuesta manifestando, en resumen, que los distintos hechos que configuran este caso estaban bajo la atención de la Corte Suprema de Justicia habiendo dicho alto tribunal dispuesto varias diligencias en distintas jurisdicciones cuyo resultado sería oportunamente comunicado a la Comisión.

En efecto, con nota de 12 de enero de 1973, el mencionado Gobierno transmitió los principales antecedentea relacionados con el caso y copia de las providencias dictadas por la Corte Suprema de Chile en respuesta a la petición formulada por los 101 abogados colegiados en Santiago, para hacer más efectiva la garantía del respeto a los derechos humanos en el país .

La Comisión examinó el caso 1689 junto con las informaciones suministradas por el Gobierno de Chile en el curso de su trigésimo período de sesiones (abril de 1973) y designó a Dr. Robert Woodward para que como relator estudiara la extensa documentación sometida por el Gobierno chileno y presentara las observaciones y recomendaciones que estimara oportunas.

E1 relator preparó un informe (doc.23-30 res.) en el cual, luego de examinar los antecedentes y trámite ocurrido, recomendó la conveniencia de que la CIDH se dirigiera nuevamente al Gobierno de Chile para expresarle su interés en los resultados de las medidas adoptadas por la Corte Suprema a la petición de los abogados colegiados en favor de la observancia de los derechos humanos en dicho país.

De conformidad con la mencionda recomendación 1a Comisión acordó, en dicho período, dirigir una nota al Gobierno de Chile, por conducto de la Delegación ante el Consejo Permanente de 1a OEA, manifestando el interés que tendría de recibir del Gobierno de Chile información sobre los progresos alcanzados para perfeccionar y sistematizar las prácticas vigentes en los establecimientos de detención, así como las prácticas judiciales y policiales, tal como se indica, en forma preliminar, en el mencionado memorándum de la Corte Suprema de Justicia de Chile.

En estos términos se cursó comunicación al Embajador Representante de Chile en la OEA el 24 de abril de 1973.

E1 Gobierno de Chile por conducto de su Embajador Representante en el Consejo Permanente, en nota de 13 de agosto de 1973 (No. 573) dio respuesta a la nota de la Comisión manifestando que "el Ministerio de Relaciones Exteriores se encuentra a la espera de una respuesta del Ministerio de Justicia para continuar dando mayor información sobre esta materia".

La Comisión prosiguió el examen del caso 1689 en su trigesimoprimer período y, atendiendo a la nota del Gobierno interesado, arriba citada, acordó mantener en suspenso su decisión sobre el mismo hasta recibir los informes ofrecidos.