Comunicaci�n No. 1732 (Cuba)

Comunicaci�n No. 1732 (Cuba)

Comunicaci�n No. 1732, de 30 de diciembre de 1971, denunciando que los d�as 5 y 15 de diciembre del mismo a�o hab�an sido atacados, en aguas internacionales, por barcos de la marina de guerra de Cuba, los barcos "Lyla Express" y "Johnny Express" de propiedad de la Compa��a "Bahamas Lines, S.A.", habiendo sido apresados y conducidos a Cuba los 28 tripulantes de dichos barcos. Liberados 24 de �stos, quedaban en territorio cubano el Capit�n Jos� Villa y los tripulantes se�ores Ovidio Avila, Jos� Agust�n Torres y F�lix Pablo Gary, cuya situaci�n se ignoraba.

La mencionada denuncia fue complementada por otras de personas y entidades, solicitando de la Comisi�n que actuara para obtener la liberaci�n de los citados tripulantes y garant�as de trato humano durante la permanencia de los mismos en Cuba.

La Comisi�n consider� este caso en el curso de su vigesimos�ptimo per�odo de sesiones (febrero-marzo de 1972) , y design� como relator de la misma al Dr. Mario Alzamora Valdez, quien recomend� que el caso fuera examinado teniendo en cuenta el problema de la competencia de la CIDH para admitir comunicaciones o recomendaciones sobre hechos presuntamente violatorios de los derechos humanos en Cuba, hall�ndose su Gobierno excluido de participar en la Organizaci�n de los Estados Americanos.

En dicho per�odo la Comisi�n acord� posponer el examen de la comunicaci�n 1732 hasta el pr�ximo per�odo ordinario de sesiones, programado para octubre de 1972, en cuya oportunidad considerar�a nuevamente el problema de su competencia para admitir y examinar recomendaciones referentes a la situaci�n de los derechos humanos en Cuba.

A partir del vigesimos�ptimo per�odo, la Comisi�n recibi� varias comunicaciones sobre el mismo caso en las cuales, con car�cter urgente, se le solicitaba que actuara en defensa de los derechos humanos de los tripulantes detenidos a�n en territorio cubano.

En consecuencia incluy� en el vigesimoctavo per�odo de sesiones (extraordinario), celebrado del 1 al 5 de mayo de 1972, el examen del caso 1732.

Con base en las recomendaciones del relator y visto el caso a la luz de lo dispuesto en la Resoluci�n VI de la Octava Reuni�n de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores (1962), ampliada en 1964, por la Novena Reuni�n de Consulta, la Comisi�n acord� lo siguiente: a) reafirmar el principio sostenido de que las resoluciones del �rgano de consulta no afectan su competencia para continuar admitiendo y examinando comunicaciones o reclamaciones sobre la situaci�n de los derechos humanos en Cuba, pues "en ning�n caso puede la Comisi�n despojarse de su irrenunciable obligaci�n de promover el respeto de los derechos humanos en todos y cada uno de los Estados miembros de la Organizaci�n", b) solicitar del Gobierno de Cuba la informaci�n correspondiente sobre los hechos denunciados, en la forma prevista en los Art�culos 42 y 44 de su Reglamento.

En cumplimiento del punto b de este acuerdo se curs� nota al Gobierno de Cuba en fecha 9 de mayo de 1972.

En el vig�simonoveno per�odo de sesiones (octubre de 1972) la Comisi�n verific� que, como en las dem�s solicitudes transmitidas al Gobierno cubano, dicho gobierno no hab�a dado respuesta sobre el caso 1732.

En consecuencia acord�, en dicho per�odo, en virtud de lo dispuesto, en el Art�culo 51, p�rrafo 1, del Reglamento, considerar probados los hechos denunciados en la comunicaci�n de 30 de diciembre de 1971 y subsiguientes, relativa al apresamiento en aguas internacionales de los barcos "Lyla Express" y "Johnny Express", de propiedad de la compa��a "Bahamas Lines, S.A.", el arbitrario internamiento de la tripulaci�n en territorio cubano y la continuaci�n de dicho internamiento de los tripulantes se�ores Jos� Vil1a, (Capit�n) Ovidio Avila, Jos� Agust�n Torres y F�lix Pablo Gary.