Caso No. 1701 (Argentina)

Caso No. 1701, de 6 de enero de 1971, en el cual se denuncia el Secuestro del abogado argentino Dr. Nestor Martins, asesor legal de la Confederaci�n de Trabajadores de la Rep�blica Argentina, y del Sr. Nildo Centeno, hecho ocurrido en Buenos Aires el 16 de diciembre de 1970.

La Comisi�n, en nota de 25 de enero de 1971, solicit� del Gobierno argentino la informaci�n correspondiente, transmiti�ndole, al mismo tiempo, las partes pertinentes de la queja , de conformidad con los Art�culos 42 y 44 de su Reglamento. Dicha solicitud fue reiterada el 10 de mayo del propio a�o.

El Gobierno de la Rep�blica Argentina, en nota de 31 de julio de 1971 (No. DOI-2523), dio respuesta a la solicitud de informaci�n, dando datos sobre las tareas llevadas a cabo por las autoridades de polic�a y judiciales para localizar el paradero y situaci�n de los presuntos secuestrados, "practic�ndose m�ltiples interrogatorios y averiguaciones tanto en la ciudad de Buenos Aires como partidos vecinos, en una extensi�n de dos kil�metros, incluyendo inspecci�n de embarcaciones en una amplia zona del Delta del R�o de la Plata, en procura de la hipot�tica existencia de los cad�veres de los buscados, sin que haya podido obtener noticias sobre el paradero y situaci�n del Dr. Martins y el Sr. Centeno Delgadillo".

De acuerdo con su Reglamento, la Comisi�n, en comunicaci�n de 3 de septiembre de 1971, transmiti� a los reclamantes copia de las partes pertinentes de la respuesta del Gobierno de la Rep�blica Argentina.

Los reclamantes, en memorial de 13 de octubre de 1971, suministraron informaci�n adicional sobre el caso, y en particular, con relaci�n a los datos transmitidos por el gobierno interesado.

En el vigesimosexto per�odo (octubre-noviembre de 1971), la Comisi�n design� como relator del mismo al Dr. Gabino Fraga, quien present� un informe (doc. 33-26) con base en cuyas recomendaciones se acord� lo siguiente: a) Transmitir al Gobierno argentino las partes pertinentes de las informaciones adicionales de los reclamantes, solicit�ndole que se sirviera presentar las observaciones que estimara oportunas; y b) Solicitar de los reclamantes que informaran a la Comisi�n sobre la marcha del proceso judicial correspondiente y, en particular, con respecto al agotamiento de los recursos de jurisdicci�n interna que se hubieren interpuesto ante las autoridades competentes de la Rep�blica Argentina, y si hubiere existido un retardo injustificado en la administraci�n de justicia.

En cumplimiento de estos acuerdos la Comisi�n se dirigi� al Gobierno argentino en nota de 17 de noviembre de 1971, y a los reclamantes el 1o de diciembre del mismo a�o.

Los reclamantes, en memorial de 8 de febrero de 1972, suministraron nuevos datos sobre el estado del proceso Judicial, los que en resumen son los siguientes: "a) que el proceso avanzaba s�lo en volumen, ya que las medidas dispuestas y producidas resultaban totalmente ineficaces, omiti�ndose, en cambio, otras que podr�an haber dado luz sobre el asunto, las que fueron solicitadas, incluso, por el Ministerio P�blico; b) que conforme a las normas procesales vigentes en la Capital Federal (Buenos Aires), no hab�a podido interponerse recurso alguno ante las autoridades judiciales, ya que la instrucci�n del proceso se encontraba a cargo exclusivo del juzgado interviniente y, c) que durante los primeros 47 d�as del semario (d�as cruciales para la investigaci�n) se hab�an producido indudables e injustificados retardos en la administraci�n de justicia, los que habr�an posibilitado hasta ahora, el fracaso de la investigaci�n".

En el vigesimos�ptimo per�odo (28 de febrero al 8 de marzo de 1972), la Comisi�n design� al Dr. Carlos A. Dunshee de Abranches para que, en ausencia del relator Dr. Gabino Fraga, estudiara el estado del asunto y formulara las recomendaciones que estimara oportunas. El Dr. Dunshee de Abranches present� un informe (doc. 38-27), en el cual manifestaba que sin prueba de la participaci�n directa o indirecta de los representantes del Gobierno argentino y de su inacci�n para reprimir el delito, no se pod�a invocar la protecci�n internacional, y recomendaba que el caso fuera archivado, sin perjuicio de reabrir su examen si as� lo estimara procedente la Comisi�n.

Esta recomendaci�n fue objeto de observaciones por estimarse que en el estado del tr�mite no proced�a archivar el caso, m�xime si estaban pendientes informaciones por parte del gobierno interesado. En consecuencia, la Comisi�n acord� posponer la decisi�n sobre el caso 1701 hasta el per�odo extraordinario de sesiones.

El Gobierno de la Rep�blica Argentina, en nota de 7 de marzo de 1972 (DOI-DOEA No. 794), transmitida a la Comisi�n por el Embajador, Representante Permanente de ese pa�s ante la Organizaci�n, el 9 de marzo de 1972, dio respuesta a la solicitud de informaci�n de 17 de noviembre de 1971, suministrando nuevos datos sobre el recurso de la investigaci�n seguida por los organismos competentes. En dicha nota se manifiesta lo siguiente:

"Seg�n informaciones transmitidas por el Ministerio del Interior y organismos competentes, se siguen realizando los mayores esfuerzos en busca de nuevos testigos o pistas que permitan concretar con �xito la investigaci�n. Los Departamento policiales latinoamericanos que fueron alertados oportunamente no han respondido satisfactoriamente, habi�ndose reiterado por intermedio de Interpol que . sigue siendo de inter�s la b�squeda de los nombrados MARTINS y CENTENO en el �mbito internacional. . Adem�s y como complemento de las medidas adoptadas, se reclam� por intermedio de la prensa, radio y televisi�n, la colaboraci�n de la ciudadan�a en el aporte de otras referencias para el esclarecimiento del suceso.

"Debe se�alarse que personal de la Divisi�n Homicidios de la Polic�a Federal, mantuvo diversas entrevistas con familiares y amigos de las personas desaparecidas quienes no s�lo no han aportado antecedentes que pudieran encaminar la investigaci�n hacia resultados positivos, sino que han mostrado marcada mala voluntad y falta de cooperaci�n hacia el personal policial.

"Asimismo se prosigue con intensidad y constancia las investigaciones y no se han desechado las m�s simples referencias e indagado los an�nimos que en forma proficua han llegado a la mencionada dependencia.

"Como es de conocimiento del se�or Presidente, el hecho que motiva las presentes actuaciones se halla bajo la jurisdicci�n del se�or Juez Nacional de Primera Instancia en lo Criminal de Instrucci�n Dr. Victor J. Irurz�n, Secretaria No 152 en la causa por . averiguaci�n infracci�n al

Art. 141 y 149 bis del C�digo Penal. quien interviene en todo lo relativo al esclarecimiento de estos hechos.

"Las autoridades administrativas y judiciales prosiguen sus esfuerzos para que la investigaci�n de este hecho pueda quedar resulta".

En el vigesimoctavo per�odo (1o al 5 de mayo) la Comisi�n encomend� a los Dres. Carlos A. Dunshee de Abranches y Gabino Fraga, que hab�an venido actuando sucesivamente como relatores de este caso, un estudio conjunto del expediente a fin de que, como subcomisi�n, presentaran un informe final con conclusiones y recomendaciones.

Los relatores presentaron un informe (OEA/Ser.L/V/II.28, doc. 16) con recomendaciones. A fin de dar cumplimiento a las recomendaciones del informe, la Comisi�n aprob�, en la propia sexta sesi�n, la Resoluci�n siguiente (OEA/Ser.L/V/II.28, doc. 21):

LA COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS,

VISTO el informe y las recomendaciones de los relatores designados con el fin de examinar las violaciones de derechos humanos en el caso del secuestro y desaparici�n, en Buenos Aires, del abogado Dr. Nestor Martins y de su cliente, se�or Nildo Centeno Delgadillo (caso 1701).

CONSIDERANDO:

Que tanto los denunciantes como el Gobierno de la Rep�blica Argentina han informado que el presente caso se halla bajo la Jurisdicci�n del se�or Juez Nacional de Primera Instancia en lo Criminal de Instrucci�n, Dr. Victor J. Irurz�n;

Que sin la aportaci�n de la prueba sobre la participaci�n directa o indirecta de los representantes del gobierno o de su inacci�n para reprimir el delito, no se puede invocar la protecci�n internacional;

Que el Art�culo 9 (bis) inciso d) de su Estatuto dispone: "Verificar, como medida previa al ejercicio de las atribuciones prescritas en los incisos b) y c) del presente art�culo, si los procesos y recursos internos de cada Estado miembro fueron debidamente aplicados y agotados".

RESUELVE:

Aprobar el "Informe sobre el caso 1701 (Argentina)" preparado por los relatores, y

DECIDE:

1. Que el caso se archive sin perjuicio, en espera de los resultados de la investigaci�n en tr�mite.

2. Que esta decisi�n y el informe de los relatores se transmitan al Gobierno de la Rep�blica Argentina y a los reclamantes.

En cumplimiento de esta resoluci�n, la Comisi�n se dirigi� al Gobierno de la Rep�blica Argentina en nota de 5 de mayo de 1972, y a los reclamantes en carta de 12 del propio mes y a�o.